Katanagatari y mis pensamientos varios

Sí. Sé que esto es un blog de escritura y lectura. Mi mala memoria todavía no me hace esas cosas. Sin embargo, acabo de terminar de ver el anime hace menos de una hora, y tengo que hacerlo. Adoro cuando me invade esta sensación. Así que perdonad mi entusiasmo y mi mala organización.

15695katanagatari

Togame la estratega y Shichika, séptimo maestro del Kyotoryuu

Katanagatari es un anime sobre la búsqueda de 12 espadas legendarias (tomando eso de “espada” de forma muy libre). Nos encontramos a la estratega, Togame, que va a una isla perdida en la que Shichika vive con su hermana, últimos descendientes de un arte marcial conocido como el Kyotoryuu, en el que la espada es el propio individuo. Togame y Shichika deberán encontrar las doce espadas para entregárselas al shogunato.

Si con lo que has leído te interesa, no esperes a leer más y búscalo. Eso sí, el primer capítulo… no lo juzgues demasiado por él. La cosa se pone muy interesante a partir del tercero.

winter1037910

Al de la derecha, odio puro. ES EL COMIENZO DE LA DECADENCIA NINJA. Lo odiaréis mucho de lo insufrible que es. 

El argumento es sencillo, y la trama aún más, una trama de búsqueda y recolección tan clásica como Hércules. Aunque algunas cosas sorprenden, y lo primero que lo hizo fue descubrir que era un anime con capítulos de 50 minutos. El cambio de formato es muy agradable, y totalmente necesario para este tipo de historia.

Hay cosas que no me gustaron de Katanagatari. Una de ellas es el humor tontorrón del que a veces hacen gala algunos personajes (alargan demasiado algunas bromas sin gracia). Otra es toda la parafernalia que a veces meten (en muchos casos justificada, en otras es vomitivo), y por último, sus ninjas. Entiendo que no es una serie totalmente realista, pero…

Maniwani.full.817221

Su diseño de personajes mola mucho, pero creo que eso de la discreción lo llevan regular nada más. En su defensa, no están tan mal, y hasta tienen su propio arco argumental. 

Eso sin contar la putada que se marcan en el capítulo cuatro. Pero eso es otra historia.

Hay cosas en las que flaquea un poco. El apartado musical se queda un poco corto (los openings… no acaban de cuadrar), por ejemplo. Las largas listas de nombres que no podremos recordar sobran bastante. Y bueno, cuanto menos hable de los ninjas, mejor.

Sin embargo, todas las cosas que me gustaron del anime compensan con creces estos pequeños pecados. La animación es soberbia y sobria a la vez, todo lo fluida que necesitan las escenas de batalla (lo cual se agradece muchísimo), con los cambios adecuados de tono, gran colorido, escenarios preciosos… La ambientación feudal es maravillosa, y me da una buena idea de cómo escribir una ambientación japonesa (lo cual llevaba tiempo buscando). El diseño de personajes es muy colorido y carismático, haciendo del apartado visual uno de los mayores atractivos de la serie.

Katanagatari_full_237136

Todos los personajes importantes. Míralos que cuquis. 

La trama es sencilla y satisfactoria, al menos la aparente. La búsqueda de las espadas no es más que una excusa para algo más grande, a nivel de trama.

Pero, siendo como soy, la joya de todo es el desarrollo de personajes. Ese es el objetivo final de la historia, mostrarnos la evolución de estos dos personajes. Y con esto, cada vez me doy más cuenta de que a mí lo que me gusta es el desarrollo de personajes en una historia.

Pero bueno, hay demasiadas cosas de las que me gustaría hablar de esta serie y no tengo todo el tiempo del mundo (ni vuestra paciencia). Así que intentaré ir punto por punto por las cosas que más me interesen.

El uso de la espada “mágica” como herramienta literaria.

Oh, las espadas mágicas. Me encanta este recurso, a pesar de lo mal que se usa normalmente en la literatura en general. ¿Cuáles son los problemas habituales de este recurso? En primer lugar, nunca se sabe de dónde vienen, por qué se crearon, etc. A veces ese trasfondo es sencillamente irrelevante. Las espadas mágicas suelen ser una forma de hacer que ciertos personajes sean más poderosos que otros, y nada más. No voy a decir que sea un mal uso del recurso, pero es un uso que a mí, personalmente, no me gusta.

Quitando la parte de los power-ups inherente a estas armas, hay casos mucho peores. Casos que realmente me importan. Las armas con conciencia son un tema fantástico que desde que empecé a escribir mi cuarta novela me lleva interesando bastante. Me sorprendí de lo mal usado que estaba el personaje de la espada, en general. Suelen ser personajes planos, cuyas aportaciones son tan insustanciales que igual les vale no hablar. O si no, son aportaciones tan Deus ex Machina que es que prácticamente la espada habla solo por eso (ejem ejem Domivat ejem ejem).

¿Cuántas armas (o herramientas) parlantes habéis visto con un buen desarrollo de personaje? Hasta ahora, yo no había visto ninguna. Pero Katanagatari me ha sorprendido, y mucho. ¿Quién es esta espada? Nada más y nada menos que Shichika. Sí, vale, es un hombre, pero bien podría haber sido sencillamente una espada, que no cambiaría mucho la historia.

6

Me encantan además los malentendidos sexuales. La silueta de esto es muy llamativa. ¿He dicho ya que Shichika parece tener un fetiche con el pelo?

La evolución de Shichika es impresionante. Empieza siendo más espada que hombre, una herramienta que habla. Pero va aprendiendo. Adquiere moral, y se convierte en una persona. Va adquiriendo su propia personalidad y tiene sus propios problemas y conflictos. ¿Habéis visto alguna vez una espada mágica con conflictos internos, con evolución? Empieza siendo poco más que un asperger, acaba siendo un personaje en toda regla, uno de los mejores protagonistas que he visto jamás en una historia.

Katanagatari me ha roto un poco los esquemas. Yo, tonto de mí, pensaba que no se había escrito una historia fantástica sobre la evolución de una espada mágica como personaje, ambientada en el Japón feudal. Estaba equivocado, pero no lo bastante como para que importe. Esta serie se ha convertido en algo de lo que aprender, y no solo en ese sentido. Espero alguna vez que mi protagonista tenga un desarrollo comparable al de Shichika.

El ritmo pausado de Katanagatari

Capítulos de 50 minutos, olé sus huevos. Eso fue lo primero que pensé. Demasiado largo, supuse, para un anime que parecía tan shonen/seinen. ¿Acaso van a alargar las batallas tanto? Pero no. Katanagatari tiene unas batallas realistas (dentro de lo que cabe), debido a que son cortas. Y eso me encanta. Pero no es eso de lo que quiero hablar.

No es una serie de acción. Es una serie lenta y reflexiva, de interacción de personajes, y eso es lo que mejor se me quedará de ella. Dos capítulos en particular son mis favoritos. El capítulo 3, y el capítulo 9. En ellos nos encontramos a dos de los personajes femeninos mejor hechos que he visto en mucho tiempo.

En el capítulo 3 tenemos a Meisai, una exbandida que dirigida por la venganza mató al sacerdote de un templo que ayuda a doncellas heridas, y toma su lugar al darse cuenta de lo que ha hecho. La conversación entre Shichika y Meisai me parece una de las más intensas que he visto. Algo que tiene este capítulo es que es un punto de inflexión para la serie y para Shichika. Nos demuestra que no todos los portadores de las espadas son monstruos, y a Shichika que matar no es siempre la solución, algo que le atormentará y le definirá como personaje durante el resto de la historia.

mazui_katanagatari__03_27b74234-mkv_snapshot_25-29_2010-03-13_08-47-35

Qué escena más buena, joder. 

En el capítulo 9 está Zanki, la última maestra de cierta escuela marcial que se perderá en el olvido, pues no tiene alumnos. El capítulo nos muestra sus inseguridades, y su interacción con Shichika no tiene precio. El capítulo además da un tono más calmado y relajado a la historia, y fue de los que mejor sabor de boca me dejó. No sé bien como definir a Zanki, en verdad.

images

¡Os juro que no es lo que parece!

Al final, lo que me ha enganchado de la serie es ese tipo de interacciones, esa profundización en los personajes. Y es que conseguir que los personajes que calan hondo en los protagonistas calen hondo en el público es difícil.

El humor meta

Katanagatari tiene a veces un humor tontorrón, pero compensa eso con el humor meta.

1390632415985

Para qué negarlo, a veces este humor tonto es gracioso. Me partí la caja con esta escena. 

En particular, esta serie se ríe de algunas cosas frecuentes en la ficción, como la conversación que Togame y Shichika tienen en el segundo capítulo sobre los lemas y la construcción de personaje. Las roturas de cuarta pared esporádicas son bastante geniales. Este tipo de humor, como escritor, me encanta. No por algo una de mis películas de humor favoritas son los caballeros de la mesa cuadrada, de los Monty Python.

katanagatari-02-shinichi-togawa-catching-phrases-in-the-desert

Y luego acaba con un lema bastante chulo, todo hay que decirlo. 

Y bueno, dentro de este humor, entrando casi al humor negro, está el capítulo 4. En este capítulo se enfrentan al samurái más poderoso de Japón (al que llevan haciendo setup durante los tres capítulos anteriores, y que tiene el diseño de personaje más chulo de toda la serie), ¿y qué hace la serie? No te muestra la pelea en absoluto. Ni al personaje. Se tirarán tres minutos hablando de la pelea una vez haya acabado, regodeándose, jurándote que es lo más alucinante que se podía ver. ¿Qué te sueltan en los 40 minutos de capítulo entre que llegan a la isla y se van de ella? Algo muy alucinante, cierto (y que da un mal rollo mortal), de tal forma que te olvidas en absoluto de la mítica pelea que deberías estar viendo. Me jode, sí, pero el recurso está muy bien llevado.

638043-2011_05_05_400710

Decidle hola a mi nuevo fondo de pantalla, también conocido como la pelea épica que nunca veremos. Malditos. 

¿Qué se puede sacar en claro de toda esta mierda que estoy soltando?

Que te veas la serie, coño. No hay más que decir.

Anuncios

3 thoughts on “Katanagatari y mis pensamientos varios

  1. Canariam 23 junio, 2016 / 8:28 am

    Wow, nunca me hubiera imaginado que también veías anime, acabas de ganar un par de puntos conmigo. xD
    Amé esta serie con toda mi alma, tiene sus cosillas pero, como dijiste, lo compensa espectacularmente. Todo el mundo comenta lo maravillosa que es la saga de Bakemonogatari (también escrita por Nisioisin, creador de Katanagatari, por si no lo sabías), pero en mi opinión Katanagatari es mucho mejor, o por lo menos la disfruté más. Joder, cada vez que la recuerdo se me hace un nudo en el pecho.
    Sigo sin superar la NO batalla contra Sabi Hakuhei; lo peor es que animan 5 segundos de batalla exclusivamente para el avance del capítulo 4 con tal de meter más hype… Insensibles.
    Eso aparte, los personajes también son lo que más me gusta de una historia y aquí lo hicieron de maravillas, además, me encantó que también se tomaron el tiempo de trabajar a los personajes secundarios. La que se me hizo un poco plana para ser principal fue Togame, pero con el final le dieron un poco más de vida (jeje, siente la ironía). Por cierto, ¡E-SE FI-NAL! Pocas series me han dejado con la boca tan abierta. Hermoso.

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 24 junio, 2016 / 12:49 am

      Será porque veo poco anime, precisamente… 😄
      Me has dado ganas de ver el final otra vez. Maldita sea.

      Le gusta a 1 persona

  2. LostyLag 26 noviembre, 2016 / 8:17 pm

    En cuanto a la pelea con Sabi, no sólo no muestran la pelea y se regodean después contando como fue (qué mamones xD), sino que hasta entonces la prota, Togame, se había perdido todas las peleas importantes, lo que le daba mucha rabia pues ella quería tomar nota de las peleas para los informes y ese posible libro futuro.
    Y es justamente la primera pelea que ve de Shichika, la que los espectadores nos perdemos. Y Aún queda más, en el previo del capítulo anterior se ven escenas de la pelea, así que cuando ves el episodio en cuestión aun te quedas más confuso y boquiabierto, viendo a los protas comer dangos y charlando, mientras te preguntas ‘¿Será que me he saltado la pelea?’ xD
    Muy bien llevado, sí señor.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s