Análisis 3: Primeros párrafos (II)

stf81_archmageAscension

(Si no sabes qué es este post, te recomiendo leer esta página primero: Análisis de errores de novato. Para futuras referencias, la página está ahí arriba, justo al lado de Acerca de mí).

[Recordatorio: En la escritura no hay normas inquebrantables. Sin embargo, para poder saltarse una norma o convención de la escritura primero hay que conocer a la perfección dicha norma para saber las circunstancias necesarias para saltársela, y segundo tener la habilidad suficiente para hacerlo bien. Téngalo en cuenta mientras lee este análisis]

Enlace al análisis madre

En el análisis anterior vimos el primer párrafo. Veamos el siguiente.

Tres comidas al día, que no era la mejor pero sin duda era mucho mejor que pasar hambre. Una cama, que sus compañeros se quejaban pero se notaba que no habían tenido que dormir nunca en el suelo, en la calle. Encima tenía un sueldo a fin de mes, Tim no era de comprarse baratijas pero era bueno saber que disponía de él.

Volvamos con nuestro esquema de análisis, de lo más grande y general a lo más pequeño y específico.

En este párrafo nos da un poco de información sobre el trabajo de soldado, y un par de datos sobre Tim. Ya he hablado en el análisis anterior que toda esta información, si usamos un enfoque más de historia, sobra completamente de momento, pues aún no nos han puesto en situación, y es información que se puede colar al espectador de forma sutil sin necesidad de dedicarle un párrafo. En el enfoque de presentación de personaje sería relativamente aceptable, y como ése es el enfoque que utilizaremos de momento, hablemos de si esta información es adecuada respecto al mismo.

En nivel general, este párrafo nos informa de dos cosas: Las características del trabajo de soldado, y que Tim ha pasado por penurias. Analicemos las características del trabajo primero.

Es un trabajo con tres comidas al día, cama y sueldo. Y yo pregunto ¿qué tiene eso de extraño? Ya hablé en el anterior análisis de la futilidad de explicar las cosas obvias. A menos que te quieras centrar en la cotidianidad (como podría hacer una historia costumbrista), no expliques nada que no se salga de lo común para el lector a menos que sea algo extraño dentro del universo de la historia. Pero vayamos por orden, que de esto se puede sacar mucho más.

Tres comidas al día, que no era la mejor pero sin duda era mucho mejor que pasar hambre. Una cama, que sus compañeros se quejaban pero se notaba que no habían tenido que dormir nunca en el suelo, en la calle.

Lo importante de estas frases es el contraste entre la normalidad y la penuria por la que ha pasado Tim. Y esto es muy loable, es un uso legítimo de la cotidianidad, y es la dirección correcta en la que apuntar. ¿Por qué, sin embargo, parece dar una sensación de que hay algo incorrecto?

En mi opinión, el problema es el enfoque. ¿Por qué está hablando el narrador del trabajo de Tim para darnos detalles sobre Tim? Estamos presentando a Tim, no el trabajo de soldado. Tiene la atención del lector sobre Tim y su pasado, y eso es lo que tiene que enfocar. Ojo, no digo que no esté bien dar información extra de forma sutil, es algo muy bueno, sin embargo, hay que ser consecuente con el contexto. En este caso hablamos de Tim, así que lo correcto sería dar detalles sutiles sobre el trabajo mientras hablamos de él, y no al revés.

En la frase de la cama esto es aún peor, porque el enfoque es el trabajo, la información sutil son los compañeros, y aún más oculta en una tercera capa está la información sobre Tim, la que nos importa: él ha tenido que dormir en el suelo.

Encima tenía un sueldo a fin de mes, Tim no era de comprarse baratijas pero era bueno saber que disponía de él.

Lo del sueldo lo dice como si no fuese habitual cobrar por el trabajo. Sí, bueno, quizás estemos en una dictadura en la que o trabajas o te matan, pero eso todavía no lo sabemos. En el mejor de los casos, podemos pensar que Tim se sorprende por eso de cobrar. Volvemos al problema del principio, necesitamos algo de contexto. Este tipo de información subjetiva no se puede dar en el vacío, necesitamos algo con lo que compararlo, a menos que nunca queramos dar ese anclaje. Uno de esos ejemplos podría ser el del narrador que no es de fiar, que siempre nos da una versión personal de los hechos que podemos o no creer.

Bueno, hablábamos sobre Tim. Y aquí nos dice que no es de comprarse baratijas, pero que era bueno saber que disponía de un sueldo. Esta frase nos dice bien poco, la verdad. Que no se gasta el dinero en tonterías, y ya está. Esta información directamente sobra, a menos que vaya a ser importante en el futuro de la historia. En el caso de que fuese al contrario, sí que sería algo que destacar, pues es extraño ver a alguien que ha sido pobre gastando su único sustento en baratijas, y es algo que puede influir luego en la historia (que vuelva a pasar penurias por eso, y acabe mostrando un mensaje de que hay que comprar responsablemente).

Resumamos este párrafo entero: Es información que no necesitamos de momento y que quizás sobre completamente para la historia. ¿Realmente necesitamos saber cómo es el empleo de soldado? En el caso de que no queramos eliminarlo (que sería mi opción), lo ideal sería aplazarlo a otro momento de la historia en el que esta información venga más a cuento.

Recordemos que estamos en el segundo párrafo de la historia y aún no sabemos nada sobre qué, dónde, cuándo, cómo y porqué. Sólo sabemos el quién, y lo ideal es tener al menos otras dos más de esas respuestas.

Pasemos al nivel estilístico de este análisis.

Tres comidas al día, que no era la mejor pero sin duda era mucho mejor que pasar hambre. Una cama, que sus compañeros se quejaban pero se notaba que no habían tenido que dormir nunca en el suelo, en la calle. Encima tenía un sueldo a fin de mes, Tim no era de comprarse baratijas pero era bueno saber que disponía de él.

Ya he dicho que de la forma en que está redactado este párrafo enfoca más al trabajo de Tim que al propio Tim, y eso es lo primero que yo corregiría. Pero incluso si quisiésemos dejarlo así podemos hacer algo.

Este párrafo es una enumeración, así que sería natural hacer que lo parezca un poco más. Lo que yo haría sería esto:

“Tres comidas al día, una cama y un sueldo a fin de mes. Ser soldado era mucho mejor que pasar hambre y dormir en el suelo”.

Seguimos poniendo el trabajo en el foco, pero ahora adquiere un tinte distinto: Nos dice las razones por las que Tim eligió ser soldado (o permanecer como tal). Al contrario que en el original, que nos da las características del trabajo y de pasada nos comenta qué tal le parecen a Tim.

En fin, imaginemos que dejamos todo como está y vayamos a la corrección de ortografía y sintaxis. Oh, sí, la primera. Al menos no es muy grave, y está en el segundo párrafo. Seguro que todos hemos visto cosas peores.

Tres comidas al día, que no era la mejor (aquí pondría una coma) pero sin duda era mucho mejor que pasar hambre. Una cama, (de la) que sus compañeros se quejaban (otra coma) pero se notaba que no habían tenido que dormir nunca en el suelo, en la calle. Encima tenía un sueldo a fin de mes, (cambiaría esta coma por un punto) Tim no era de comprarse baratijas (otra coma) pero era bueno saber que disponía de él.

Las comas son fallos pequeños pero muy importantes. Un escritor tiene que controlar a la perfección el ritmo de la narración, y eso significa saber cuándo poner las pausas y respiraciones en la frase. Si, algunos podréis pensar que no es tan grave como una falta de ortografía, pero por una de esas estás automáticamente fuera. Una coma mal puesta no es un fallo mortal, pero es algo que perjudica tu imagen como escritor. Quizás tu novela sea publicada, sí, pero los lectores no pasarán por alto que tu ritmo no es como debería ser.

Ahora, hay otro error que sí es más grave. Ese “Una cama, que sus compañeros se quejaban”. Eso es algo que podría escuchar de alguien y no estaría mal (incluso podría aceptarlo en un diálogo), pero no es algo aceptable en un libro, en un narrador formal. A menos que utilices a propósito un narrador que cometa errores del lenguaje (digamos, Huckleberry Finn), las frases tienen que estar bien construidas.

Volver al análisis completo.

Anuncios

2 thoughts on “Análisis 3: Primeros párrafos (II)

  1. soyperry 29 octubre, 2015 / 10:20 am

    ¡Qué ganas tenía de leer más sobre el análisis de este fragmento! Es increíble todo lo que puedes sacar de tres frases. Lo creas o no, tus artículos me encantan y me resultan muy útiles. Gracias 🙂

    Me gusta

    • GuilleJiCan 29 octubre, 2015 / 5:02 pm

      Me alegro muchísimo de que te sean de ayuda. Ya sabes, ¡dentro de dos jueves el siguiente!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s