Análisis 5: La acción

cardart_digthroughtime

[Recordatorio: En la escritura no hay normas inquebrantables. Sin embargo, para poder saltarse una norma o convención de la escritura primero hay que conocer a la perfección dicha norma para saber las circunstancias necesarias para saltársela, y segundo tener la habilidad suficiente para hacerlo bien. Téngalo en cuenta mientras lee este análisis]

Enlace al análisis madre

Hoy analizamos (por fin) la acción.

Cuando apareció un golem. El golem estaba en busca y captura por toda la nación, él solo había destrozado la prisión imperial entera. Se lo encontró cara a cara, estaba destrozado. Le faltaba media cara, tenía todo el cuerpo agujereado, pero seguía siendo el golem.

Tim hizo como que no lo vio, el golem hizo lo mismo y continuó su camino. Pero un capitán también vio al golem, el cual empezó a chillar que algún soldado fuera con él. Tim no entendía que hacía allí ese capitán, debería estar en el norte con el ejército.

Intentó escabullirse pero no fue posible, el capitán lo vio. Tim fue hacia él y este le ordenó que abatiera al golem. La puntería de Tim era legendaria, podía acertarle entre los ojos a un ave cayendo en picado. Pero eso el capitán no lo sabía.

 

Por fin. Párrafo seis, y ya tenemos el contexto, el personaje y la acción. Solo cinco párrafos más tarde de lo que debería. Veamos cómo podría haber comenzado la novela:

“Tim era un joven soldado. Cuando se encontró con el gólem, estaba recuperando la comida que otros soldados habían dejado atrás al avanzar hacia el frente”.

Hay mil formas de reescribir este inicio, y esta no es ni por asomo la mejor de todas, pero os hacéis una idea. A partir de ahora voy a corregir la tilde de gólem porque verlo sin ella me duele. Hoy vamos a ir frase por frase.

Cuando apareció un gólem.

Es una de las frases más ortopédicas que he visto en mucho tiempo. Por suerte es de las más fáciles de corregir: “Cuando, de repente, apareció un gólem”. El cuando tiene que ir siguiendo a una marca de tiempo, por lo que empezar una frase con él no tiene mucho sentido (excepto con el “de repente”, que es ya una forma de hablar). Hay que prestar atención también a ese “un”, ya que quiere decir que hay muchos más gólems iguales que éste. Si no, si es un gólem especial por la razón que sea, si tiene que ser ése y la historia sería muy distinta si fuese cualquier otro gólem, tendríamos que decir “el gólem”, y sería lo correcto teniendo en cuenta lo que nos cuenta a continuación.

El gólem estaba en busca y captura por toda la nación, él solo había destrozado la prisión imperial entera.

No hay mucho que añadir aquí, aparte de la ineptitud de ese imperio: Vaya birria de prisión si no puedes contener a un solo gólem. O vaya gólem más poderoso. ¿Por qué ibas a meter a un ser capaz de derretir el metal en una jaula con barrotes? Pues lo mismo. No es que sea imposible ni increíble, pero le hace a uno alzar la ceja con escepticismo. Uno juraría que si han conseguido reducirlo lo suficiente para meterlo en una cárcel habrían elegido una cárcel que no se pudiera cargar así como así. O bueno, no dice nada sobre si la ha destruido desde dentro o desde fuera, pero se intuye que desde dentro.

También podemos conectar mejor las dos partes de la frase, poniendo un “porque” después de la coma, pero esto es más de estilo personal y no es incorrecto no usar conector mientras se yuxtapongan bien las frases (para los que no lo sepan es unirlas sin conector, ponerlas una al lado de la otra tal como ha hecho aquí).

Se lo encontró cara a cara, estaba destrozado. Le faltaba media cara, tenía todo el cuerpo agujereado, pero seguía siendo el gólem.

No es fácil toparse cara a cara con alguien así como así, es difícil imaginar cómo no han podido verse el uno al otro. Aquí se ve que es EL gólem, ya que es reconocible para Tim incluso con media cara y el cuerpo agujereado.

Cara se repite tres veces, y aunque no es algo que chirríe demasiado, estaría bien cambiarlo, ya sea cambiando “cara a cara” por otra expresión, o usando un sinónimo de cara en la última vez que aparece esta palabra.

Me gusta lo de que “tenía todo el cuerpo agujereado”. No, en serio, me gusta. Da la sensación de que lo han atravesado con lanzas, o cosas así, y me provoca una imagen bastante viva. Ahora la cuestión es cómo le han agujereado el cuerpo, ¿existe alguna magia que pueda hacerlo? Porque como vemos después, si el arma reglamentaria a distancia de los soldados es la honda, ¿qué armas con ese nivel de tecnología podrían atravesar a un gólem? De momento sólo podemos imaginar que es de piedra (a menos que en la novela anterior dijesen lo contrario, quizás los gólems no sean como los imaginamos y así estaría justificado), así que cuesta pensar en algo que no sea de metal atravesándolo.

Está bien que el lector se haga preguntas de ese estilo mientras las respuestas sean satisfactorias (o aparenten una respuesta coherente). Imaginemos que han torturado al gólem horadándole con gotas de agua, durante años, hasta atravesarle de parte a parte. Ese tipo de sugerencias están bien.

Tim hizo como que no lo vio, el golem hizo lo mismo y continuó su camino.

Eh… ¿qué?

Si pones algo tan absurdo como esto, tienes que justificarlo. Un criminal fugado (capaz de destruir la prisión en la que se encontraba) que se topa con un agente de la ley pequeño, solo y de repente, no tiene ese primer instinto.

Y Tim reconoce a un criminal en busca y captura. Un criminal muy peligroso. ¿Su primera reacción? Aquí no ha pasado nada. Ni miedo (Por el amor de dios, ha destruido una prisión), ni un intento de cumplir con su deber… Cada uno por su lado y aquí no ha pasado nada.

Una situación sin fundamento como ésta tiene que tener algo que la sostenga. Imaginad al gólem, nervioso, diciendo “¡yo no he estado aquí!” y huyendo de él como si le tuviese miedo. Eso da a entender que el gólem no es tan fiero como lo pintan, o que tiene prisa… O por ejemplo, hace falta que Tim se cuestione la actitud del gólem. ¿Por qué le deja marchar? ¿Por qué no le ha atacado? O que la falta de cuestionamiento nos revele algo de Tim (si fuese soberbio, el pensar que ha huido sabiendo que no se podría enfrentar a él).

¿Qué sentido tiene esta situación? Ninguno. Y a partir de aquí caemos en picado en una espiral de sinsentido.

Pero un capitán también vio al gólem, el cual empezó a chillar que algún soldado fuera con él.

Tim estaba solo. El capitán también está solo, por lo que sabemos después. ¡¿A quién se supone que está chillando eso?! Además, tal como está construida la frase, parece que el que chilla es el gólem.

Y usar la palabra chillar me hace pensar en un capitán con voz aguda en modo histérico. La elección de una palabra puede cambiar muchas cosas para el lector. No habría sido igual que si hubiese dicho “gritar”.

¿Cómo de grande es el gólem, por cierto, para que el capitán lo vea justo en ese momento y Tim no pueda ver al capitán? ¿Dónde está el capitán, y por qué no lo había visto Tim antes? ¿Cómo sabe Tim que es un capitán (genérico además, porque es “un”)? Tendría que ser un hombre chillando, al menos hasta que Tim pueda ver que es un capitán.

Tim no entendía que hacía allí ese capitán, debería estar en el norte con el ejército.

Exigencias de guión, al parecer, viendo que está solo y para lo único que sirve es para morir.

Intentó escabullirse (coma) pero no fue posible (punto) El capitán lo (le) vio.

En el caso del “le”, Tim es complemento indirecto. El lo y el la son para complementos directos, aunque “lo vio”, según me comenta Noa Velasco, sería válido igualmente:

Captura

La escena cada vez da más risa. El capitán le grita al aire, él se intenta escabullir y le encuentra. Por el alboroto que está montando, es imposible que haya alguien más que ellos tres en ese momento.

Tim fue hacia él y este (éste/el capitán) le ordenó que abatiera al gólem.

El gólem ya tendría que haber desaparecido de allí en el tiempo que Tim se intenta escabullir, va hacia el capitán, y éste le ordena que intente derribar a una criatura de roca de un piedrazo. Sí, las hondas golpean fuerte, pero si una prisión y un grupo entero de soldados (que estarían vigilando la prisión) que han conseguido partirle la cara y agujerearle no han podido detenerle, ¿cómo va a hacerlo una persona así? El capitán es idiota o no sabe pensar. Tim, para ser un diamante en bruto, es un poco obtuso, saboteándose a sí mismo (cualquiera puede adivinar las intenciones del capitán, no necesitas acercarte a que te den una orden directa) y a aquel capitán.

La puntería de Tim era legendaria, podía acertarle entre los ojos a un ave cayendo en picado. Pero eso el capitán no lo sabía.

¿Legendaria para quién? No sé a vosotros, pero legendario para mí implica que en el momento presente (de la historia) hay leyendas que cuentan sobre su puntería. No sé, parece lo típico que los superiores empeñados en demostrar que era un diamante en bruto sabrían. Aunque bueno, no nos pongamos quisquillosos con esto, el capitán no tiene por qué conocer a Tim. Aun así, yo cambiaría lo de “legendaria” por “extraordinaria”.

Además, un capitán normal de Tim sí que lo sabría. A menos que Tim falle a propósito todas las prácticas de tiro… ¿pero entonces cómo narices va a ser un diamante en bruto? Hay que explicar esas cosas mejor.

Como vemos, esta es la parte crítica de la historia, y es por desgracia la que hace más aguas. La inclusión de la acción tiene que ocurrir pronto, tienes que mostrar a los personajes haciendo algo. No hay que confundirlo con la concepción de acción que mucha gente tiene (por ejemplo, pelear contra un gólem gigante), la acción significa que los personajes estén haciendo cosas importantes para la historia, ya sea tener una conversación, ir a comprar el pan o pensar sobre su futuro. Aquí hemos necesitado seis párrafos para poner algo de acción.

No es algo que no se pueda hacer, pero para demorar la acción hay que saber hacerlo bien.

 

Volver al análisis completo

Anuncios

5 thoughts on “Análisis 5: La acción

    • GuilleJiCan 27 noviembre, 2015 / 10:41 pm

      No se puede decir más con menos. Me alegro de que te guste.

      Me gusta

  1. Noa Velasco 17 enero, 2016 / 6:00 pm

    Tengo que discrepar en un punto:
    “El capitán lo vio” es correctísimo, aunque en este caso “el capitán le vio” es preferible por distinguir que fue a Tim y no se referiere a la escena en general.

    “Le vio” es un leísmo permitido. El verbo “ver” está funcionando como transitivo y Tim es complemento directo. Si Tim fuera mujer, no sería correcto decir “el capitán le vio”, sino “la vio”. Y si Tim fuera varios hombres, no sería correcto “el capitán les vio” sino “el capitán los vio”. Pero en este caso, masculino y singular, al estar permitido y distinguir mejor lo que el capitán vio, me parece preferible.

    Quizá el sitio donde mejor resuelven las dudas es este:
    http://www.wikilengua.org/index.php/Le%C3%ADsmo

    Me gusta

    • GuilleJiCan 17 enero, 2016 / 6:42 pm

      Pues muchísimas gracias por el apunte, ahora mismo voy a corregirlo. Desde que vivo en madrid me estoy haciendo un poco lío con el leísmo y el laísmo.

      Me gusta

      • Noa Velasco 18 enero, 2016 / 3:54 pm

        No me extraña. Desde que vivo en Aranjuez, además del leísmo que arrastro, tengo que lidiar con el laísmo de vez en cuando. El día que dude con eso ya sí que estoy perdido, jajaja.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s