Mi reseña de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, de Haruki Murakami

9788483835104

Creo que Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, de Haruki Murakami, ha sido el libro más extraño que he leído en todo el año. Los otros dos que se quedan tras él en rareza han sido una antología de relatos (Lectores aéreos) y Un cuarto propio, de Virginia Woolf. Al menos raros para lo que es mi lectura habitual. Ya haré un repaso de mis lecturas de este año.

De momento, veamos qué pienso yo sobre esta novela.

Crónica (no pienso volver a poner el título completo por el resto del artículo) está visto como una de las mejores obras de Haruki Murakami, un japonés bastante prolífico que al parecer está alabado tanto por la crítica como por las ventas. Y ya lleva un par de años que lo ponen como candidato al nobel de literatura, aunque el pobre se convierta en el Leonardo DiCaprio de los nobel.

tumblr_nd6puueyzx1qa4p8ho1_500

No es el primero que leo de Murakami. Hace uno o dos años me leí Tokyo Blues. Y me pareció una basura. El mensaje no me llegó por culpa de la barrera cultural (es lo que tiene hablar de problemas muy arraigados de la cultura japonesa, como el suicidio), y eso era lo único que a mi juicio podría salvarle ante mis ojos. Era una historia que, sencillamente sucedía, anodina, como una vida normal. La historia terminaba abruptamente en algunas tramas y en otras parecía sencillamente que había parado de escribir ahí. Y sí, es un buen reflejo de que la vida no es una historia con principio y final, pero estamos hablando de una novela. Si desechas la trama, los personajes, la narración es solo normal, y tu único fuerte es el mensaje, ¿qué pasa si el mensaje no me llega? La novela está vacía.

Sigo sin entender qué le ve todo el mundo a Tokyo Blues, pero supongo que es cuestión de niveles y de gustos. Igual que en nuestra juventud leíamos cosas que ahora despreciaríamos.

Así pues leí Crónica con cierto escepticismo. Esperaba una mejora respecto a Tokyo Blues, y por suerte, sucedió.

Tengo que reconocerlo, de forma objetiva. Crónica es una gran obra. Es muy buena.

Pero, entonces, ¿por qué mi veredicto de la misma es “meh”?

Mucha gente me decía que era porque Crónica es una obra de Realismo Mágico. Yo no lo creo así. A mí no me importa el género mientras la obra me llegue. El otro día, Ana Gonzalez Duque me dijo que a lo mejor su novela no me gustaría porque era juvenil. Le respondí que a mí eso me daba igual mientras fuese una buena obra.

Pero entonces, si Crónica es una buena obra, ¿a qué viene mi “meh”? Veamos cuáles son los puntos fuertes de Crónica:

-Interés: Crónica es una obra que engancha, pero no a la manera tradicional. Hace que te crezca un interés que te impide dejar el libro definitivamente. No te impulsa a que leas de manera compulsiva, pero te incita a descubrir qué pasa después. Ojo, no es “cómo acaba la historia”, es “a ver qué pasa ahora”.

-Simbología: Hay que reconocerlo, Crónica hace muy buen uso de la simbología, tanto externa (símbolos de la novela que representan cosas de la vida real) como interna (símbolos de la novela que representan cosas de la propia novela). Y reconozco que descubrir qué representan esos símbolos es un desafío intelectual muy interesante. Está bien ver que el protagonista es representado de muchas formas (como la casa abandonada) y le da un giro retorcido que te hace preguntarte, “¿y esto qué significa, qué pieza es de este enorme puzzle?” Sin embargo, me parece que, una vez te paras a analizarlo, pierdes toda la sorpresa de descubrir las pocas que te acaba revelando (porque no son tampoco demasiado difíciles).

-Narración: Crónica tiene una narración fluida. Las cosas un poco más retorcidas tienen un significado oculto, lo que hace que esas distracciones en otras novelas se conviertan en paradas para reflexionar. Sin embargo, no hay mucho más que decir. Es fluido. No se hace pesado.

-Temas: Habla de cosas bastante interesantes, aunque su problema es que no se centra en nada en concreto. No hay un tema central de la novela, son pequeñas cosas que se mencionan, te dejan pensar, y se marchan. No hay conclusión. Si tuviese que sacar dos temas principales serían que el odio te impide progresar (el cual trata bastante mal) y el tema de cuál es la verdadera identidad de una persona.

Sin embargo, creo que eso es todo lo bueno que puedo decir de Crónica. Y ya habéis visto que hay muchos “peros”. ¿Qué cosas malas puedo decir de Crónica?

-El protagonista: Tener un protagonista vacío está bien, cuando el peso de la novela no se centra en él. ¿Pero cuando la historia es completamente sobre él? Okada es un protagonista más vacío de lo que debería, teniendo en cuenta que lo vemos todo desde su perspectiva y nos tiramos casi mil páginas con él. Le pasan cosas. Hace algunas cosas. Pero es un personaje anodino y aburrido. La novela nos intenta descubrir a este hombre y que nos interesemos por sus problemas. Digamos que no lo hace demasiado bien. Lo único que consigue es que veamos “a ver qué le pasa”.

-Los otros personajes: Es una de las pocas cosas que se salvan, pero si el protagonista es poco interesante, estos son un poquito más interesantes. El problema es que, excepto contados casos, son planos. Es difícil de explicar, porque son planos en su multifacetosidad. No sé si me explico. Son arquetipos extraños que se sienten como clichés. Algunos tienen un pase, pero por lo general… Murakami no se esfuerza porque nos importen los personajes. Nos los presenta, nos cuentan su historia, cumplen su función, y se van. Una mención especial merece May Kasahara, que es Murakami dentro de una niña de 16 años que de vez en cuando es sexualmente ambigua con el protagonista.

-La historia: No hay una historia propiamente dicha. Hay una evolución del personaje, pero poco más. Pasan cosas. Y de repente te cuentan una historia dentro de una historia (porque Murakami tenía muchas ganas de hablar de la guerra de Manchukuo y le daba un poco igual que no encajase en la historia). El conflicto principal se resuelve al final un poco de la nada con un intento de clímax que no llega a nada. En serio, creo que leer a Murakami por su trama es como ver porno por su trama. No es lo que interesa al público. Pero como estamos en una novela, tengo que criticar que la historia, sencillamente, está ahí. Pero como si no estuviera.

En fin. Pasemos al nivel global.

Cuando le pregunté a los dos amigos que me recomendaron a Murakami, uno me dijo que le gustaba porque le interesaba lo que leía y le gustaba su forma de escribir. Otro, porque le gusta ese nihilismo, esos temas, y esa forma de utilizar el realismo mágico que tiene. Ambos dejaban de lado la trama, los personajes, el conflicto… Y lo que a mí me parece más importante, la emoción.

Crónica no despierta ninguna emoción en mí. ¿Qué clase de libro no provoca ni una emoción? No sé, Crónica me parece un libro vacío bien escrito. Y bueno, tampoco es que esté tan bien escrito. Es una narración fluida, pero no tiene mucho más. Quizás eso es culpa de la traducción del japonés al español, pero no hay ritmo, no hay musicalidad. ¿Qué es lo que les gusta tanto de la narración? Me hace preguntarme qué clase de libros han leído para que solo porque sea fluido se convierta en algo que cautive por su forma de escribir.

A nivel de temas… Toca demasiadas cosas pero ninguna en profundidad. Ni siquiera da su opinión en muchas de ellas, presenta el tema y punto, y pasa al siguiente. Se apoya en el realismo mágico para no tener que ser coherente, y poder ir de una cosa a otra. Si pusiésemos crónica bajo la crítica de una novela normal, sería una historia muy mala, sin cohesión.

El nihilismo ya es cuestión de gustos, pero al menos esta vez no me ha parecido prepotente. Lo único que me queda es el interés por saber qué pasa luego, pero me parece una motivación muy vacua para terminar de leer una novela.

La verdad, creo que Murakami escribe malas historias. Buenas novelas, pero malas historias. Así pues, si te gustaría leer un buen libro, te lo recomiendo. No es malo en absoluto, y de vez en cuando tiene cosas interesantes (hay momentos en los que critica la escritura de forma muy meta, eso me hizo gracia). Sin embargo, si quieres una historia, no leas crónica.

La verdad, no he leído otras cosas de Murakami, pero recomendaría algún libro más corto suyo, en el que tenga un único tema y pueda tratarlo bien en profundidad. Al menos este libro ha servido para reconciliarme un poco con el autor.

Anuncios

6 thoughts on “Mi reseña de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, de Haruki Murakami

  1. herreiere 21 diciembre, 2015 / 4:10 pm

    En el caso de Murakami un gran problema consiste en los problemas de traducción, ya que se pierden muchos juegos de palabras y dobles significados.

    Me gusta

  2. Roi Rodriguez 21 diciembre, 2015 / 6:32 pm

    Solo he leído de él 1Q84 y me dejo bastante frío. Me daba la sensación de que no sucedía gran cosa en la novela y que bien se podía haber resumido en un solo tomo. Me recordó a un libro que encontré en la biblioteca cuando era pequeño sobre una historia de terror ambientada en una cabaña en el bosque. La contraportada la ponía por las nubes pero luego en la novela lo único que hacían los protagonistas era hablar. En fin, 1Q84 por lo menos la acabé sin mucho esfuerzo pero no me dieron ganas de volver a leer nada de él.

    Me gusta

    • GuilleJiCan 21 diciembre, 2015 / 9:46 pm

      No es que no pasen cosas, pasan, pero la mayoría de las cosas que pasan son poco interesantes incluso desde el punto de vista del realismo mágico.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s