7 Trucos para describir personajes en pocas palabras

7 trucos para describir personajes en pocas palabras

Definir y describir son dos cosas que nos dan verdaderos dolores de cabeza. Hay gente a la que le encanta, gente que puede pasarse horas y horas describiendo cómo el rizo pelirrojo de la protagonista se curvaba como una ola infinita y blablablabla. Y hay gente a la que le gusta ese tipo de descripciones kilométricas e innecesarias, pero por lo general la actitud de los lectores ante esos bloques de texto suele ser más bien…

angel beats gif.gif

¡Pero no temas! Hoy te he traído la solución: ¡Una guía de recursos con los que definir a tus personajes con el mínimo número de palabras posible!

7 Trucos para describir personajes en pocas palabras

¿Empezamos?

1. No describirlo en absoluto

Es posible. Hay formas. Hay personajes tan sencillos que realmente no necesitan una descripción (muchos de los protagonistas vacíos suelen estar en blanco a propósito para que nos intentamos fundir con ellos). La mayoría de las veces el lector es capaz de poner lo que falta con su imaginación.

Hay mucha gente que piensa que es necesario formar al menos una imagen en el lector. Y si bien es cierto, no es imprescindible hacerlo. La imagen global se formará sola a través de las acciones del personaje, de su forma de hablar, las cosas que hace… No hay que gastar palabras en describirlo físicamente, sobre todo si eso no es importante para la trama.

Sin embargo, es recomendable darle al lector una imagen, así que dejemos de lado este método tan extremo y vayamos a cosas más útiles.

2. La caracterización de Dickens

Bauticé este recurso de esta forma porque lo descubrí con las novelas de Dickens: Algo que suele hacer este autor es exagerar muchísimo un rasgo concreto de los personajes, rasgo que ensombrece a todos los demás. Un ejemplo de esto se puede ver en Oliver Twist, cuando presenta a un hombre cuya sonrisa tan grande y blanca e inquietante ensombrece el resto de la descripción.

inside out personajes.jpeg

Sí, abuso mucho de Inside Out, pero es que se puede hablar mucho de esta peli. Esta caracterización o casi caricaturización de los personajes se ve claramente con las cinco emociones de Inside Out. Tienen un único rasgo importante que los envuelve, en este caso, la emoción que simbolizan.

Por supuesto, pueden tener más facetas (si no se volverían planos), pero lo importante es que ese rasgo deja una viva impresión en el lector y es fácil de recordar y diferenciar del resto.

3. La regla del tres

La regla del tres la aprendí en este post de Gabriella Literaria, y aplicada a las descripciones viene a decir que el número justo de datos en una descripción de personaje son 3.

Regla del 3 descripcion

4. Integrar descripción en la acción

El mejor ejemplo gráfico que he visto de esto es la escena final del primer capítulo de Erased (Boku dake ga inai machi, ya os hablé de él en otro post). Observad con atención como nos muestran un rasgo físico del personaje.

Erased Mailbox Height.gif

Ignoremos el diálogo. Esta escena nos muestra de manera magistral la altura del protagonista, a través de sus ojos, de manera muy sencilla e intuitiva.

Esto se puede hacer de mil formas distintas. Un hombre alzando un tronco caído con las manos él solo. Una mujer que se tiene que agachar al entrar para no darse con el marco de la puerta. Un perro que atrae miradas de admiración allá donde pasa. El límite está en tu habilidad e imaginación.

5. Reacciones de otros personajes

Una de las cosas por las que admiro a Patrick Rothfuss es por una respuesta que dio en una entrevista. Estaban hablando de Fela, uno de los personajes femeninos de El nombre del viento, y el entrevistador mencionó (a modo de queja) que Fela era super guapa. Patrick le respondió “Yo nunca he dicho que Fela fuese guapa”.

Y aunque no lo he comprobado al cien por cien, estoy casi seguro de que es cierto. Aunque no lo sea, la enseñanza se queda: No es necesario que el narrador diga algo para que el lector llegue a esa conclusión. El lector siente que ella es guapa a través de las reacciones de otros personajes, pero el autor (y en ese caso concreto, el narrador) nunca llega a describirla físicamente.

Sin embargo, los otros personajes hacen notar que es guapa. No de manera obvia y forzada. Se comportan como si ella fuese guapa. Hablan de ella como si fuese guapa. Pero no se llega a describir nunca su aspecto físico. Lo máximo es una referencia a que tiene unos pechos atractivos, en un diálogo: “¡Madre mía, Fela, si yo tuviese esos pechos ya sería dueña de medio mundo!”. Y eso ni siquiera nos dice si es porque sean bonitos, porque sean grandes, porque tengan una forma agradable, nada.

Pero no nos hace falta.

Fela
Aunque, para los curiosos, este es el aspecto canon de Fela.

Aunque a veces, no está mal tener un poco de ayuda más… visual.

6. Cargárselo al dibujante

O sé tú mismo el dibujante. La cuestión es que la portada (o ilustraciones) es algo que tiene un impacto brutal que los escritores solo podemos soñar con conseguir.

Ailsa Neimhaim

Una vez tengas algo así en la portada, tu necesidad de describir a los personajes ya dibujados se reduce al mínimo. Solo tienes que confirmar lo que se ve en la portada.

Stormdancer_JayKristoff

Sin embargo, este recurso no está al alcance de todos. Aunque para los autoeditados es una posibilidad, los que no puedan costearse ilustraciones, o estén con una editorial que no quiera personajes en la portada, lo tienen bastante crudo.

clarence_mayor_low

Esta forma de presentar a los personajes tiene además un gran efecto en el marketing, ya que vendes a los personajes de una forma muy atractiva para todos. ¿Cuánta gente se habrá leído Sueños de Piedra por culpa de los geniales dibujos de Lehanan Aida?

lynnael.jpg

Por supuesto, lo ideal es usar las ilustraciones solo como apoyo. Lo importante es la narrativa, y eso hay que demostrarlo.

Sin embargo, este último recurso será casi tan efectivo para establecer a los personajes como una ilustración. A veces, incluso más.

7. El momento definitorio del personaje

El momento definitorio de un personaje es una escena (o frase, o momento) en la que se concentra la esencia del personaje. La mejor forma de hacer un momento definitorio es mostrando un “X pero Y” del personaje. ¿Qué a qué me refiero con eso? No lo digo, lo muestro:

lidia valentín.gif

Este momento de Lydia Valentín fue lo que me llevó a pensar en el momento definitorio del personaje. En apenas dos segundos concentra la esencia de Lydia: Es una de las mujeres más fuertes del mundo, una atleta olímpica que tiene un carácter risueño y es jodidamente adorable. Nos llegó al corazoncito.

He recopilado un par de ejemplos más que con unos míseros segundos son capaces de concentrar al personaje.

91dfa8d424d496cba0ffe2f4b96e1bf8.gif

A Disney se le da de fábula hacer esto. Muchas veces lo hace con una canción, pero desde los primeros segundos ya sabes más o menos a qué te enfrentas con muchos personajes. El genio por ejemplo, concentra poder y magia en su aparición, pero lo remata con ese carácter más bromista que le hace entrañable: “DIEZ MIL AÑOS ENCERRADO… Te dan un dolor de cuello tremendo!”

En la narrativa se puede hacer, por supuesto. La clave está en mostrar al personaje en una escena en la que salgan a la luz sus rasgos más característicos. Un gran ejemplo de esto vuelve a salir en El nombre del viento, con la presentación de uno de los antagonistas principales, Ambrose Anso.

Conocemos a Ambrose acosando a Fela, con unos aires subiditos por ser un noble rico que se cree poeta. Es meloso con ella pero mordiente con Kvothe, el protagonista. En el momento en que Fela se va de la escena, Ambrose miente y engaña a Kvothe para que use velas en una biblioteca (siendo Ambrose el encargado de la biblioteca en ese momento) y por tanto le castiguen.

En esa escena sabemos casi todo lo que hay que saber de Ambrose, y muestra al personaje de una forma tan viva que queremos darle un puñetazo en la cara.

Ambrose_Jakis
Pero miradle SI ES QUE VA PIDIENDO UN PUÑETAZO.

El momento definitorio de un personaje sirve muy bien para diferenciar fácilmente a unos de otros. Como reducimos al personaje a una serie de características fáciles de recordar (una actitud, un gusto, unos actos), manejar una gran cantidad de personajes se vuelve más fácil para el lector.

¿Y cómo se crean estos momentos definitorios? Creo que la mejor forma de verlo es a través del opening de Baccano!, ya que es un momento definitorio de personaje tras otro. Te dan las pinceladas necesarias para que comprendas de manera vaga a cada uno, de forma ágil y magistral.

La forma de vestir, los actos, las emociones y las actitudes, eso es lo que utiliza este opening para definirte a grosso modo a todos los personajes importantes de la historia. Si cambias “forma de vestir” por apariencia en general. todo se puede aplicar a la escritura.

Sin embargo, los momentos definitorios tienen un peligro: Si no se tejen bien en la historia, salta a la vista que lo estás poniendo para que tengamos una idea global del personaje. A veces no es algo que queramos evitar (para eso está el planteamiento de una historia, para presentar a los personajes), pero hay que saber que este recurso no es gratis, tiene esa pequeña pega de que a veces no es muy sutil.

El extremo de esto sería los momentos exagerados en los que el villano le pega una patada al perro sin motivo alguno, solo para que veamos lo malo que es. Eso es lo que debéis evitar.

Es normal utilizar varios momentos definitorios para personajes complejos. Es la forma de mostrar esas características. Un ejemplo sería Ryuko en Kill la Kill. En la primera escena la tenemos comiéndose un limón sin quitarle la cáscara porque es DURA. En una escena posterior, (capítulo 3 o 4) la vemos con su traje de batalla demasiado revelador, algo que se nota que no le hace mucha gracia, ya que es bastante pudorosa. Es dura pero pudorosa. X pero Y.

Kill la Kill - 01 -5tumblr_inline_nos2nhPIdU1sdn55s_1280

Hay más ejemplos, por supuesto. Cerremos con uno de ellos: Shiina, una secundaria de Angel Beats. Shiina es una ninja que se queda en una esquina y piensa que todo es una estupidez y que nada merece su atención. Sin embargo, hay dos momentos en la serie que le dan cierta profundidad y terminan de redondear al personaje.

angel-beats-ep-6-2
Shiina entrenando su concentración. Poco después la vemos todo el día con una escoba en equilibrio de la misma manera.
giphy.gif
El punto débil de Shiina, la cuquiosidad.

Y con esto cerramos por hoy. Esto han sido siete trucos para describir y definir personajes con pocas palabras.

Si quieres aprender más sobre personajes, échale un vistazo al curso online que daré en Ateneo Literario en Octubre. ¡Date prisa antes de que se acaben las plazas!

Y si quieres recibir artículos exclusivos de fantasía y personajes, apúntate a la lista de correo. Una vez al mes recibirás uno, ¡y tendrás acceso al resto de artículos exclusivos ya publicados!

Eso es todo por hoy. Comenta, comparte, y pasa un gran día. ¡Te espero aquí mismo la semana que viene!

 

Anuncios

31 thoughts on “7 Trucos para describir personajes en pocas palabras

  1. Javier Pavía 23 agosto, 2016 / 10:06 am

    ¡Guau! Con este post te has superado. Me estaba gustando, pero ya cuando has puesto el opening de Baccano! me ha encantado. Además es un caso estupendo de analizar: la trama es tan enrevesada y se narra en un desorden tan absoluto, que si no fuera por la introducción muchas veces no sabrías quién es cada personaje.

    De Angel Beats! también destacaría que la presentación de Tenshi/Angel/como se llame en español es muy eficaz. La conoces por lo que los demás piensan de ella (es el enemigo) y necesitas ver básicamente toda la serie para descubrir la realidad.

    Ya otro día nos peleamos por nuestras opiniones sobre Rothfuss xD

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 24 agosto, 2016 / 2:33 am

      Jajajaja ¿Y con quién no peleo yo por opiniones sobre Rothfuss? Pues sí, la introducción de Tenshi sería un gran ejemplo de describir a través de la opinión subjetiva de los demás. Quizás lo incluya en el futuro. Gracias Javier, un abrazo!

      Me gusta

  2. ararufo 23 agosto, 2016 / 10:12 am

    Un artículo buenísimo.Muy buenos consejos y muy bien explicados. He tomado buena nota! ¡Muchas gracias! 👏👏👏

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 24 agosto, 2016 / 2:33 am

      ¡Espero que te sirvan mucho! Gracias por pasarte y comentar, ¡un abrazo!

      Me gusta

  3. R. R. López 23 agosto, 2016 / 12:01 pm

    Interesante entrada.
    El atractivo de Fela que los demás captan de forma inconsciente no radicará en que sun nombre es el imperativo del verbo “felar” ;-D

    comparto en twitter

    Le gusta a 1 persona

  4. capirotada 23 agosto, 2016 / 5:43 pm

    Buenos consejos, sobre todo el séptimo. Debido a que mis tentáculos solo han escrito relatos cortos, no suelo profundizar mucho en las descripciones. Por lo general me gusta que cada característica esté relacionada con un acción o usarla para llamar al personaje.

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 24 agosto, 2016 / 2:38 am

      En un relato hay que hacer el máximo con el mínimo, y es cierto que todo lo que hace un personaje debe estar relacionado con su forma de ser. La pega es esa, que un relato no te deja profundizar demasiado.

      Le gusta a 1 persona

  5. Poli Impelli 24 agosto, 2016 / 2:08 am

    Tengo guardados muchos posteos sobre personajes, pero siempre me quedo con los tuyos y los de Gabriella ;-). No se les pasa detalle (para que nos duela un poco más la cabeza), jaja.
    Buenísimo, Guille.
    ¡GRACIAS!

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 24 agosto, 2016 / 2:40 am

      O sea, me estás poniendo al nivel de Gabriella. Yo ya, ¿eh?
      Muchas gracias a ti. Espero que te sirvan mucho los artículos, y espero poder ofrecer muchos más de este estilo en el futuro.

      Le gusta a 1 persona

      • Poli Impelli 24 agosto, 2016 / 4:14 am

        Ah, no sé, no sé. Ese dilema es vuestro 😛
        Me sirve TODO. Todo lo guardo, lo releo, lo miro y por supuesto, vuelvo a equivocarme en mis “cien veces no debo”. Y para eso están tú y Gabriella, por ejemplo ;-).
        ¡Millón de gracias!

        Le gusta a 1 persona

      • Fabio Descalzi 24 agosto, 2016 / 2:57 pm

        Recorrete esa página, capaz que encontrás algo que “falta” agregarse. He venido nutriendo la lista de recursos en base a sugerencias y pedidos de blogueros. Me encanta la onda colaborativa que se está dando.

        Me gusta

  6. L. M. Mateo 25 agosto, 2016 / 1:10 pm

    Un montón de tips geniales, Guille.

    Yo soy de relato corto y muchas veces opto por la primera opción (siempre conscientemente), pero el lector cada día es más vago y suele criticar eso: que más datos sobre el personaje enriquecería el texto.

    Adoro también las descripciones insertas en la acción y en la percepción de otros personajes. Es algo que aprendí de Rothfuss, que como bien dices lo hace de forma magistral, y que intento aplicar en relatos más largos. Me permite mantener la extensión, y al mismo tiempo caracterizar mejor a los protagonistas.

    Sin embargo, soy de las que odian los personajes en las portadas. A mí lo que me gusta es que me den libertad para imaginar y no que me lo den tan mascado. Para eso ya tengo los medios audiovisuales. 🙂

    Desde luego, esta entrada se va a mi cajón de favoritos.

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 25 agosto, 2016 / 1:47 pm

      Lo del apoyo audiovisual hay gente como tú a la que no le gusta, por supuesto, pero es una gran forma de ahorrar en descripción. Las novelas ligeras japonesas lo hacen muy a menudo, por ejemplo.
      Me alegro de que te haya gustado mucho! ^^

      Le gusta a 1 persona

  7. the cuentista 25 agosto, 2016 / 1:44 pm

    Muy buena entrada, y muy útil, gracias. Con lo único que no estoy de acuerdo es algo que dices, un poco de pasada, de ir introduciendo detalles descriptivos del personaje poco a poco. Yo creo que pasado un numero de paginas hay que tener cuidado con seguir dando información porque el personaje ya se ha anfianzado en la imaginacion del lector. Pongamos que llevo 10 capítulos totalmente enganchada en una novela con la protagonista en la cabeza y de repente el texto dice: “quito uno de sus rizos rubios de la frente…” Rubios?! Si es morena como la obsidiana! Tanto como si el lector accepta el nuevo aspecto del personaje, como si se resiste y continua con el suyo, se abre una brecha, y la descripccion interrumpe inevitablemente el traspaso de la historia del escritor al lector. Así que yo creo que las descripciones físicas, mejor al principio o no hacerlas…

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 25 agosto, 2016 / 1:49 pm

      Hummm esto daría para debate, la verdad. Si bien es cierto que a algunos lectores les chocaría y que la identidad del personaje tiene que estar afianzada desde el principio, ¿una persona se define por su color de pelo, por ejemplo?
      Da para debate, sin duda.

      Me gusta

  8. Lord Alce 30 agosto, 2016 / 10:56 am

    ¡Muy buen post! Por mi parte, las formas de descripción de personaje que más me gusta usar son las número 3 y 4 aunque, como dicen por ahí arriba, también depende de la extensión de lo que escribo, de si los personajes requieren ser “vistos” por el lector o no (el uso del punto 1 o alguna pincelada suelta, sobre todo para personajes que no van a volver a salir es lo normal, para no agotar), etcétera. Muchos factores, por supuesto, por lo que el autor deberá elegir en base a ellos.
    Con respecto a si una característica física define a un personaje o no, estoy de acuerdo en que el autor puede “desdecir” lo que el lector había visualizado, pero sí es cierto que supone un quebradero para la construcción imaginaria que éste ha montado en su cabeza, por lo que si es algo que puede ser importante (aquí habría que hablar acerca de la importancia de la descripción para la trama, es otro jardín) no soy partidario de tardar mucho a decirlo en el texto.

    Le gusta a 1 persona

  9. Dalila Cabrera 30 agosto, 2016 / 7:35 pm

    ¡Qué buen post! Creo que las descripciones de personaje es una de las tareas más complicadas con las que tiene que enfrentarse un escritor, sobre todo para encontrar el equilibrio entre dar información y que no parezca forzada.

    ¡Intentaré poner en práctica los consejos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s