¿Pueden los psicópatas y sociópatas ser buenas personas?

¿Puede una persona psicópata sentir amor por sus hijos?

Encontré por twitter a Dragón mecánico hablando sobre este mensaje en Quora, de una madre con psicopatía diagnosticada e hijos, hablando de su experiencia de crianza.

Os traduzco lo del enlace, porque no tiene desperdicio.

No, yo no “amo” a mis hijos… pero ellos ciertamente creen que lo hago. Veo a mis hijos como posesiones. Esto va a “sonar mal”, pero yo los veo como una especie de mascotas o muñecas. Son míos para entrenar, educar y moldear.

  1. Les decía lo que hacer y lo hacían. Punto.
  2. Respondía a sus preguntas, pero ellos sabían preguntarlas en privado (no en público). Normalmente no mentía a la hora de responder estas preguntas…

(Por ejemplo, preguntaban “¿De dónde vienen los bebés?” y les daba la charla sobre el sexo [mi hija tenía 5 años cuando preguntó esto por primera vez, y mi hijo, 8 años]. Sin embargo, si preguntaban “Mamá, ¿nos quieres/amas?”, yo, por supuesto, les decía algo por el estilo de “¡Con todo mi corazón!” porque reconocía que tienen sentimientos y yo no los tengo, y quería que mis “mascotas” estuviesen felices y contentas. No deseo hacerles daño emocional).

  1. Nunca tuvieron permitido creer en Santa, el conejo de Pascua, el hada de los dientes, o cualquier otro sinsentido.
  2. Empezaron a aprender meditación y yoga cuando fueron muy jóvenes (hija, 2 años; hijo, 3 años).
  3. Las personas que interactuaban con mis hijos (jóvenes) no tenían permitido usar el sarcasmo cuando se comunicaban con ellos o “bromear” con ellos. Los niños jóvenes no entienden el sarcasmo y “bromear”. Les permití aprenderlo con sus compañeros en la escuela (cerca de 5º/6º curso (N. del T: Entre 10 y 12 años)).
  4. A mis hijos se les enseñó acerca de todos los tipos diferentes de religión y tuvieron permitido elegir cualquiera de ellas que sintieran que se adecuaba mejor a ellos (Mi hija eligió la Wicca y mi hijo es “espiritual”).

Mis hijos se tienen buenos modales, se graduaron con honores (tanto en el instituto como en la universidad), y tienen carreras exitosas y florecientes en sus respectivos campos. Entienden como jugar al juego sin ser eclipsados o consumidos por él. Han sido entrenados para ser lobos, no ovejas.

Y aunque estoy orgullosa de que sean míos y los apruebo, no los amo.

Ahora, antes de entrar a hablar sobre todo esto, ¿qué es la psicopatía?

Psicopatía y sociopatía

Ya hablé muy brevemente de esto en mi artículo sobre la psicología del mal, pero no viene mal recordarlo. En términos generales, ¿qué es un psicópata y qué no es un psicópata? Un psicópata no es necesariamente una persona que va matando gente porque sí, aunque la tele nos intente convencer de lo contrario.

images
Hombres con traje, no necesariamente presidentes. Aunque a veces se pueda dar el caso.

Una persona psicópata es una persona que no puede sentir empatía, ni todas las emociones relacionadas con ella, como el amor (aunque es incorrecto hablar de absolutos con la psicopatía, pues más que un comportamiento estándar, se habla de personas con más o menos rasgos psicopáticos. Por ejemplo, algunos psicópatas sí que pueden sentir todas las emociones, aunque cuando hay déficit emocional suele ser en todas las emociones a la vez). Esto afecta mucho a su forma de ver el mundo, ya que las emociones y opiniones de los demás no les afectan en absoluto. Son personas totalmente egoístas, porque no sienten que las demás personas sean seres humanos como ellos sino algo distinto, y por tanto solo les importan ellos mismos. Los sentimientos que sienten por otras personas son siempre en la medida de algo que les repercute a ellos mismos (como por ejemplo, la mujer del mensaje, que se siente orgullosa de cómo son sus hijos porque los ve como un método de realización personal).

La sociopatía, sin embargo, es una cosa muy distinta. Las personas sociópatas sí que sienten empatía, son totalmente conscientes de las emociones de los demás. Sin embargo, las personas sociópatas utilizan a las personas como herramientas para sus fines, sin importarles demasiado sus sentimientos o lo que les pase (más allá de que se les estropee una herramienta). Por tanto, muchas veces tienen comportamientos antisociales destinados solamente a satisfacer sus propios deseos e impulsos.

Tanto los psicópatas como los sociópatas pueden ser manipuladores, aunque los primeros lo harán para salirse con la suya y avanzar en sus objetivos personales, mientras que los segundos lo harán para conseguir que otros cumplan sus objetivos personales por él. Los psicópatas normalmente manipulan para evitar que les impidan conseguir sus objetivos (evitar castigos echándose a llorar, por ejemplo, los psicópatas pueden y suelen ser muy victimistas), mientras que los sociópatas manipulan para que otros hagan el trabajo por ellos (convencer a otra persona para que robe una cosa que quieren).

concepto-de-manipulacion-300x222

Aunque claro, esta solo es una definición de ambos. La psicología suele esquivar estos dos perfiles o trastornos porque son muy difíciles de detectar y de distinguir, y por tanto hay cientos de definiciones y teorías (en la actualidad creo que ambos se engloban en el trastorno de personalidad antisocial, así que imaginad el caos que hay con esto). No puedo jurar que esta sea la distinción verdadera, pero a mí personalmente es la que más me convence.

¿Las emociones para qué sirven?

Las emociones son algo muy importante para la supervivencia, y aparecieron en los cerebros de los antepasados humanos mucho antes que la razón. Por eso mismo, las emociones están alojadas en una parte del cerebro más antigua como es el sistema límbico, mientras que la razón y la conciencia se deben a zonas de la corteza, que fue lo último en desarrollar el ser humano. Esta es una posición privilegiada, pues están cerca de los instintos, y tienen prioridad a la hora de procesar la información y dirigir nuestra conducta. Es por eso que la emoción siempre va antes que la razón.

Las emociones nublan nuestra razón la mayoría del tiempo. Con las emociones básicas como son la felicidad, la ira, la tristeza, el asco, el miedo y la sorpresa, esto es algo bueno, pues son cosas que nos permiten sobrevivir y adaptarnos al entorno (estas son las emociones que debería sentir una persona psicópata, quizás quitando la tristeza ya que tiene un rol social), pero con otras emociones secundarias/sociales, como la vergüenza o el orgullo, esto puede ser un problema.

Sin duda las emociones secundarias, y el resto de pensamientos que surgen de ver a las otras personas como iguales o superiores, condicionan nuestra forma de ver el mundo y de actuar. Las personas psicópatas ignoran lo que otras personas puedan pensar de ellos, o sencillamente no les importa mientras no afecte a sus objetivos. Que no te importe en absoluto lo que piensen los demás de ti hace que la moral deje de existir, pues como otras cosas como el aislamiento social, los castigos sociales no tienen ningún efecto en los psicópatas, y la moral es una forma de control del comportamiento social.

Sin embargo, muchos psicópatas se controlan por sí solos.

Los psicópatas y sociópatas pueden aprender

Pongamos como ejemplo a la madre del mensaje. Que normalmente no les importe en absoluto lo que piensen los demás no significa que no sepan que sus actos tienen consecuencias. La madre psicópata sabe que si no responde a sus hijos pequeños que los quiere, ellos no se sentirán felices, y por tanto, les miente.

De la misma forma, saben que si cometen un delito, o si hacen algo malo, pueden recibir un castigo. Muchas veces hacer eso no merece la pena el castigo, por lo que la forma más fácil de evitar un castigo es no haciendo esa cosa (aunque claro, si en algún momento necesitan cometer un crimen, se buscarán la manera de que eso no tenga consecuencias negativas).

Esta suele ser la razón por la que algunos psicópatas no cometen crímenes: Para evitar las consecuencias negativas de los mismos. Aunque no les importe lo que piensen las personas, también pueden controlarse si ven que ello les evita una consecuencia negativa.

Aunque no sé hasta qué punto está tan extendido entre los psicópatas de verdad, es habitual ver esas dos expresiones que usa la madre: El juego, y “lobos y ovejas”. Para los psicópatas la vida puede ser como un juego con unas reglas muy concretas (las leyes, las consecuencias negativas por sus acciones) en el que lo único que importa es llegar a la meta. Y habría dos tipos de jugadores: los lobos o depredadores, y las ovejas o presas. Teniendo en cuenta que ser oveja/presa significa estar en una posición desventajosa y que los psicópatas no quieren esas recompensas sociales que pueden compensar esa situación desventajosa, es inevitable que se sientan lobos y quieran ser lobos.  Sin embargo, siguiendo estas analogías, el juego tiene unas reglas, y las ovejas no son tontas: Si atacas demasiado a las suyas, se alejarán, o peor, vendrá el pastor y les arreará con el bastón.

14.1.
Muchos psicópatas son expertos actores, lo que hace aún más difícil su detección y diagnóstico.

Sin embargo, mientras no tengan una razón para cambiar su comportamiento, no lo harán. Un ejemplo sería otro de los comentarios de ese artículo en Quora, en el que alguien habla de una persona psicópata que no controla en absoluto su tono a la hora de hablar con otra persona. Normalmente controlamos nuestro tono aunque estemos enfadados, pero esta persona no lo hacía porque no veía ninguna razón para hacerlo. Le daba igual asustar o confundir a los demás con sus aparentes estallidos de ira.

Eficiencia despiadada

Me gusta definir la psicopatía como ruthless efficiency, o eficiencia despiadada. Así es como se comportaría un personaje psicópata: Buscando la mejor forma de conseguir sus metas sin piedad alguna (ya que los sentimientos de los demás ni siquiera son algo secundario), evitando los castigos y maximizando las recompensas.

Las emociones sociales negativas son un buen castigo, y las emociones sociales positivas nos llevan a satisfacer a la sociedad a costa de nosotros mismos. Cuando sacamos todo eso de la ecuación en las personas psicópatas, tenemos cosas como la madre. Aunque sus métodos de crianza y educación pudieran ser vistos como algo negativo por los demás, para ella son la forma más eficiente de autorrealizarse a través de la educación de sus hijos. No tiene esas restricciones que muchas veces impiden llegar hasta el final en una tarea (imaginemos mantenerse firme en un castigo con los niños, a pesar de que lloran por ello).

Hay muchos psicópatas adaptados en la vida real, y la mayoría están en altos puestos directivos. Los psicópatas suelen ser personas de éxito, pues las emociones y la sociedad funcionan muy bien a la hora de reprimir a la gente y hacerla dócil. Una persona que solo se guía por los resultados de sus acciones y que solo tiene que evitar consecuencias graves como romper la ley, suele estar muy dirigida a cumplir sus metas. Si además le quitas la necesidad de estar en compañía de los demás, tienen mucho tiempo para dedicar a sus objetivos, en los cuales se vuelcan con auténtica dedicación (ya que no reciben satisfacción social, la autorealización es una de las pocas necesidades de nivel superior que pueden disfrutar). Son capaces de llegar a los extremos mientras  no se les pare los pies y no tienen en consideración a nadie. En esas circunstancias, es raro que una persona psicópata no tenga éxito en su vida.

psicopatas

También son capaces de aprender los entresijos de las interacciones normales, aunque lo ven como un artificio innecesario en muchos casos. Tenemos un gran ejemplo en la madre cuando dice: Esto va a “sonar mal”. Atentos a cómo lo entrecomilla. No cuesta imaginársela con exasperación, poniendo las comillas como si fuese algo que tiene que aceptar aunque le parezca una estupidez. Una persona que de verdad pensase que va a sonar mal no lo entrecomillaría. Pero por supuesto, pueden aprender esa clase de cosas, siempre y cuando sean útiles para sus objetivos.

El problema de los psicópatas es lo que sucede cuando no encuentran restricciones. En lugares en los que la ley no es capaz de pararles los pies, los psicópatas recurrirán a la conducta criminal si ello les reporta los suficientes beneficios. Una vez que aprenden que algo (como el asesinato) es una herramienta que funciona para conseguir sus fines sin grandes consecuencias, ¿qué es lo que les impide no hacerlo una segunda vez? Aunque este es un problema del ser humano en general, en los psicópatas no existe el freno de seguridad de lo social, por lo que tienen especial peligro (si una persona normal hace algo malo sin consecuencias legales, las consecuencias sociales pueden darle el suficiente castigo, y por ello para que una persona normal aprenda que algo obviamente malvado es válido necesita que su entorno cercano también lo considere como algo válido).

Ahora que ya sabemos todo esto, a ver cuál es la respuesta a la pregunta.

¿Pueden los psicópatas y los sociópatas ser buenas personas?

¿Qué es el altruismo? Yo veo el altruismo como el opuesto del egoísmo, pero en una escala. “¿Quien es la persona que más satisfacción te da ayudar?” Se es egoísta cuando esa persona es uno mismo, cuando está en el medio de la escala, esa persona es uno mismo y las personas cercanas, y se es altruista cuando esas personas son todas menos uno mismo.

Es posible que hayáis oído que el altruismo es otra forma de egoísmo, y yo como estudiante de psicología lo creo fervientemente. Pienso que si una persona no recibiese ninguna clase de satisfacción por hacer actos altruistas (ya sea porque le gusta hacer sentir bien a los demás o porque disfruta de los beneficios sociales de ser una persona altruista, o incluso porque quiere evitar el castigo de sentirse mala persona), sencillamente no los haría. El altruismo no deja de ser una forma de sentirse bien a través de hacer sentir bien a los demás.

Ahora volvamos al ejemplo de la madre: Aunque vea a sus hijos como mascotas, la felicidad y el buen estado de sus mascotas es algo beneficioso para su objetivo de autorealización. También dice que no le desea ningún daño a sus hijos, lo cual es lógico: ¿por qué iba a desearlo? ¿Qué es lo que obtiene con ello? Nada, incluso perjudicaría a su objetivo.

¿Pueden ser los psicópatas buenas personas?

Eso depende de lo que entendamos por ser buenas personas. Es cierto que muchos psicópatas se adaptan sin problemas a la sociedad y no causan grandes problemas, pero sus métodos muchas veces nos impiden pensar que son buenas personas. Por supuesto, pueden aprender a comportarse bien en sociedad y tener buenos modales (y eso es algo que trae beneficios muchas veces), incluso hasta el punto de no ser perjudiciales para la gente de su entorno. Quizás incluso puedan llegar a ser muy beneficiosos para la sociedad (su éxito les permite hacer grandes cosas, y apoyar a los demás puede ser algo que les repercuta positivamente), pero, ¿son por ello buenas personas?

Que una persona sea buena o mala es algo social e individual. Dependiendo de a quién le preguntes, la madre puede ser una mala persona por no querer a sus hijos (aunque es algo que no puede hacer por su propia condición), o puede ser buena a pesar de no querer a sus hijos. Como bien se dijo en twitter a raíz del mensaje, a mucha gente le chocaba que una madre psicópata que no podía querer a sus hijos mostrase algo que ellos pensarían que es amor, a pesar de que los veía como sus posesiones y mascotas.

¿Bueno o malo? Todo se reduce al objetivo elegido y a los métodos empleados. ¿Y si mi objetivo es convertirme en el mejor investigador de la historia? Dependerá de si esa persona se dedica a investigar en humanos sanos con métodos poco éticos pero que darían grandes avances, o de si esa persona se dedica a jugar con las reglas impuestas. No hay nada que impida que una persona psicópata con un objetivo neutro (como puede ser la autorealización) o bueno (salvar a mucha gente) se desarrolle de forma que sus métodos sean éticos y no perjudiciales para el resto.

23de97dd0f44f4c90c5a0ee1e61ddc077e2ab480b8909f6f066c0fa248f87c7f
O pueden hacer cosas malas por buenos motivos y ser antihéroes muy queridos por el público

Esta clase de personas pueden existir (y sería algo interesante de ver en una historia). Sin embargo, en la vida real, las personas psicópatas suelen destruir y herir (no tiene por qué ser físicamente) a las otras personas que haya a su alrededor, sin consideración, aunque sus intenciones sean buenas.

Pero, ¿pueden ser los sociópatas buenas personas?

Aquí el asunto se torna más espinoso. Si bien los psicópatas ven al resto de seres humanos casi directamente como inferiores, que se aprovechen de ellos es algo que no tienen por qué llevar al extremo. Por el contrario, los sociópatas se definen por la manipulación ajena.

¿Manipular a la gente es algo malo?

Creo que casi nadie diría que manipular es algo bueno. Sin embargo, cuando hablamos de todo lo que está englobado en la manipulación, esta respuesta firme empieza a flaquear. Porque algo tan sencillo como decirle a otra persona que si te puede pasar un vaso de agua ya se considera manipulación: Esa persona está haciendo algo que no habría hecho por sí sola.

Conversar con una persona sobre un libro para cambiar su opinión negativa al respecto también es un acto de manipulación, y si consigues que su actitud negativa sea un poco menos negativa, ya le has manipulado.

La manipulación se puede utilizar al favor del manipulado, incluso. La terapia psicológica muchas veces es una labor de manipulación: en muchos casos hay que convencer a los pacientes para que piensen como nosotros queremos en vez de cómo ellos piensan. Hay que persuadirles, y la persuasión es la herramienta principal de la manipulación. Por tanto, la manipulación no es algo malo por sí misma. Es una herramienta que se puede usar bien o mal, para el bien o para el mal.

En los sociópatas, todo dependería del objetivo último de esa manipulación. Es poco habitual que un sociópata tenga un objetivo que pueda considerarse bueno, pero no creo que sea imposible. Cuando los sociópatas no tienen grandes objetivos, suelen ser personas que se dedican a facilitarse la vida utilizando a los demás para sus propios fines. Igual que con los psicópatas, un buen sociópata no es algo que no podamos escribir, sin embargo hay que tener en cuenta que en la vida real, las personas sociópatas suelen ser muy tóxicas para su entorno, pues siempre están buscando una nueva experiencia que les satisfaga, a costa de quien sea.

De momento solo he encontrado un ejemplo de “buen sociópata”, un relato que parece personal, del mismo sociópata. Puedes leerlo (en inglés) aquí. 

La cuestión con los sociópatas es que nunca podemos saber si lo que dicen es totalmente cierto. Sobre todo en redes sociales, que permiten una expresión calculada de uno mismo, es difícil distinguir cuándo dicen la verdad y cuándo no (aunque el caso del enlace parece bastante creíble).

Escribir psicópatas y sociópatas que sean buenas personas es algo difícil, pero ¿a quién no le gusta un buen reto de vez en cuando? Lo verdaderamente difícil es escribir esta clase de personaje sin romantizar el trastorno, pues sería algo tan grave como romantizar las relaciones tóxicas y el abuso en la pareja.

¿Y tú? ¿Qué opinas de la psicopatía y la sociopatía?


Acción, disparos, sexo, magia según el color del pelo y sobre todo, mucha agresividad. Testosterona ya está disponible en formato Kindle a través de Amazon, y en los formatos mobi, epub y pdf a través de Lektu. ¡Por solo 1€! ¡No te lo pierdas!

Testosterona Promocional Final

 

Anuncios

28 respuestas a “¿Pueden los psicópatas y sociópatas ser buenas personas?

  1. Poli Impelli 27 abril, 2017 / 5:24 pm

    Qué bueno, Guille. Y el artículo en inglés, impresionante.; desde su lado dar a conocer cómo siente y vive su vida. Gracias por compartir, a mí en literatura me sirve muchísimo (justito para uno de mis personajes en una novela).
    ¡Abrazos!

    Le gusta a 1 persona

  2. R. R. López 28 abril, 2017 / 9:07 am

    Me ha resultado muy interesante tu artículo, pero creo que últimamente en la sociedad estamos cayendo (y esto es una opinión personal) en un relativismo extremo que a veces sirve para justificar lo injustificable.

    Supongo que la brújula para medir los comportamientos debería ser siempre la ética.

    Como los sicópatas carecen de ella, pienso que son el mal por definición, lo único que pasa es que el ambiente los contiene en algunos casos, en otros no.

    El mayor mal de nuestro mundo es el egoísmo.

    ¡Saludos!

    Me gusta

    • GuilleJiCan 28 abril, 2017 / 1:22 pm

      Pues tenemos un problema, porque técnicamente todos los comportamientos del ser humano podrían resumirse en impulsos instintivos y conductas egoístas (incluso las altruistas, como dije en el artículo). Pero claro, esto es solo una opinión, y que “técnicamente” el altruismo sea egoísta no quita que sea altruismo.

      Me gusta

  3. Cris Mandarica 28 abril, 2017 / 10:52 am

    Pues sí, la tele nos tiene muy engañados. Asociamos psicópatas a asesinos en serie, y has demostrado aquí que es algo extremadamente complicado. ¿Esa madre es buena persona? Pues no lo sé, no quiere a sus hijos, pero les hace entender que sí, para que sean felices, pero ¿por qué quiere que sean felices? ¿Para no fastidiarles la vida o porque quiere que su proyecto sea perfecto? Muy, pero que muy complicado. Enhorabuena, nos has dado toda una lección. Biquiños!

    Le gusta a 1 persona

    • Maria 28 abril, 2017 / 8:48 pm

      Exactamente, para que su comportamiento sea perfecto, creo que ella misma lo ha aclarado, diciendo que no los quiere.

      Le gusta a 1 persona

  4. Vallent 28 abril, 2017 / 11:52 am

    Los motivos por lo que en las historias donde ponen al villano como un psicópata en la mayoría de sus casos es porque o no les parece importante su desarrollo como personaje hasta ese punto o es que no se quieren romper la cabeza y listo.

    Quizá porque no quieren que los que leemos o vemos esa historia nos quieran asustar como si fuéramos niños, con un “Es un psicópata, por eso es tan malo” nos hace quedar mas tranquilos que si es un “Era alguien normal como tu y como yo pero algo le paso que lo ha convertido en lo que hoy es” para que te asuste llegar a estar en la misma situación en un futuro y por tanto, que podrías acabar haciendo lo mismo ya que al igual que el en principio no eres el “malo”.

    Yo me considero una persona empatica y siempre trato de ponerme en la situación de los demás sobre como van reaccionar a cierto tema para suavizarlo así que puedo entender que alguien que no siente ninguna emoción (aunque esto suena contradictorio XD ) no vea a los hijos como algo a lo querer sino como una meta mas.

    ¿Son buenas personas? Aunque Hollywood trate de demonizar solo a los psicópatas, todos en cierta forma tenemos potencial para salirnos del camino, en el caso de los psicópatas pueden ser la falta de empatía pero podemos ver casos como delitos donde fue precisamente una emoción o su exceso de ella lo que llevo a causarlo, por lo que yo creo que en realidad todos podemos ser buenas personas porque es lo que nos han enseñado.

    Puede que precisamente se juegue con eso en el rol de hacer un villano psicópata simplemente porque es diferente, al verlo como alguien que no es como nosotros, que no podemos entender el porque hacer las cosas y que no le importen lo odiamos por ser diferente, porque no podemos entenderle, mucha gente prefiere odiar lo diferente a intentar comprenderlo y algo como el odio porque si me preocupa mucho mas que convivir con alguien sin emociones.

    Un artículo genial, da para pensar y hablar un buen rato pero en algún momento debo parar XD

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 28 abril, 2017 / 1:24 pm

      Gracias por tu comentario, ha sido muy interesante. Tienes razón en que es más fácil decir “está loco” que “es una persona normal” cuando alguien comete una atrocidad, y eso solo refuerza el “yo nunca lo haría” que en psicología se sabe que no es verdad.

      Le gusta a 1 persona

  5. Taty 9 mayo, 2017 / 8:44 am

    ¡Buenas!

    ¡Pues vaya mala pata que hayamos coincidido en temática!

    Me ha encantado tu entrada, la verdad. En la mia no toque el tema de los sociopatas porque era un concepto que no terminaba de entender bien, pero leyendo tu entrada me cuadra todo mejor en la cabeza.

    Me ha encantado leer sobre la madre psicopata, la mejor forma de entenderles es leyendo sus propias palabras. Me parece muy interesante introducir alguien asi en una novela, puede dar muchisimo juego (y no necesariamente ser el malo malisimo, obviamente)

    ¡Nos leemos!

    PD: Lo siento por la falta de acentos, estoy en la tablet y se vuelve loca si los pongo xD

    Le gusta a 1 persona

  6. Pepe 23 noviembre, 2017 / 7:03 pm

    Un texto sencillo para temas complicados. No estoy seguro de haber entendido la mitad, pero me has aclarado muchas cosas. ¿Te importa si lo reblogueo?

    Un saludo.

    Me gusta

  7. Pepe 24 noviembre, 2017 / 5:19 pm

    Reblogueó esto en La mente de Pepey comentado:
    Próximamente publicaré un ensayo relacionado con cierta información que podéis extraer de este fantástico texto. Conviene conocer y entender ciertos “problemas” para identificar y tratar a los individuos que los padecen. Además, creo que los psicópatas son vistos, como se dice en el texto, como villanos sin escrúpulos; si divulgando este contenido puedo ayudar en algo, sea.

    Le gusta a 1 persona

  8. Gabriella 11 diciembre, 2017 / 12:30 pm

    Bueno, bueno, bueno… ¡mi tema favorito!

    Perdón, porque ahora voy a soltar un rollo tremendo.

    Hay muchísimo debate sobre el tema de la diferencia entre sicopatía y sociopatía, y muchos lo echan todo a un saco y punto. Y tampoco ayudan cosas como el estudio de Hare, que extrajo todas sus conclusiones de un grupo de personas encarceladas (así que estaba deduciendo características de sicopatía basándose solo en sicópatas de funcionalidad social baja). En ese sentido me parece más interesante el trabajo de James Fallon: https://www.smithsonianmag.com/science-nature/the-neuroscientist-who-discovered-he-was-a-psychopath-180947814/ Fallon, un sicópata felizmente casado y con hijos, ha sido determinante para entender que la sicopatía puede ser prosocial.

    A la luz de los descubrimientos de Fallon y de otros trabajos científicos, y después de devorar todo lo que salía en Quora al respecto, di con el trabajo de Athena Walker (asumo que este es su seudónimo, no su nombre real), una persona que se define como sicópata diagnosticada, de funcionalidad alta, que dedica constante esfuerzo y tiempo a desmitificar la figura del sicópata como asesino en serie y etc. Su conocimiento sobre el tema es vastísimo y muy interesante. Si lo he entendido bien, una de las cosas que postula Athena (y que está en consonancia con los descubrimientos de Fallon y de otros) es esta diferencia entre sicopatía y sociopatía:

    El sicópata nace.
    El sociópata se hace.

    El sicópata tiene falta de empatía emocional (no cognitiva, esa la puede desarrollar sin problema) y en general la mayoría de sus emociones están muy limitadas. Y esto se debe, sobre todo, a un cerebro físicamente diferente. La parte frontal de su cerebro es distinta a la de un neurotípico. Evidentemente la infancia y educación del sicópata (su entorno) marcarán mucho de su comportamiento social, pero en definitiva: el sicópata nunca dejará de ser como es. Deberá mantener siempre una máscara para fingir ciertas emociones y poder ser aceptado en un entorno social. Si el sicópata tiene un funcionamiento social bajo, puede ser violento.

    Evidentemente, una persona sin empatía puede ser manipuladora. Pero muchos sicópatas inteligentes son conscientes de que la manipulación tiene sus riesgos, y que una manipulación positiva (refuerzo positivo, etc.) es mucho más eficiente que la amenaza, la violencia, el chantaje, etc. (aunque no dudarán en usar esto si les resulta mejor, claro). Pueden incluso ser personas éticas, en el sentido de que pueden tener un código de lo que consideran justo. Me sorprendió ver en Quora la cantidad de personas supuestamente sicópatas (hay mucho impostor, claro) que mostraban irritación o incluso enfado (algo muy muy raro y limitado en un sicópata) ante lo que ellos consideraban injusto: sobre todo el abuso de inocentes, niños o animales. De hecho, de no ser por su pasado traumático que se utiliza para justificar su labor de vigilante, yo apuntaría a Batman como posible sicópata. Su actitud de “hay un problema, ergo lo soluciono”, esa eficiencia extrema a la que apuntas, Guille, me recuerda a él y a los testimonios que he leído.

    El sociópata presenta, en apariencia, mucho en común con un sicópata antisocial y también pueden ser muy manipuladores, ya que su empatía puede ser, también, nula. La diferencia es que el sociópata no tiene un cerebro físicamente diferente: ha desarrollado su trastorno como defensa y consecuencia de un trauma pasado. Por ello, pueden verse casos de sociopatía en personas que han sufrido abusos cuando niños, por ejemplo. El sociópata ha desarrollado su falta de empatía como defensa contra otros seres humanos. Dexter, por ejemplo, sería más sociópata que sicópata, si tenemos en cuenta el trauma del asesinato de su madre.

    Como curiosidad, apunto que no se puede diagnosticar a un sicópata hasta que es adulto, ya que los cambios que se producen en el cerebro adolescente ofrecen una imagen curiosamente similar del cerebro del sicópata. Vamos, que los adolescentes son todos unos sicópatas, sí. Por la misma razón, tampoco podemos saber si un niño es un sicópata, por muchas tendencias extrañas que muestre.

    Los asesinos en serie, por otra parte, suelen responder a todo tipo de desórdenes de personalidad; la sicopatía no suele ser la más común. Para el clásico asesino en serie de las películas necesitarías a un sicópata combinado con sadismo y una necesidad extrema de poder y control… algo que no encaja con la sicopatía: no tiene mucho sentido si hablamos de personas con emociones bastante mutadas y que no necesitan nada externo para obtener validación personal. Con la muerte de Manson, por ejemplo, veo muchas referencias a él como sicópata, pero no lo era. Estaba diagnosticado con un trastorno delirante (paranoia) y con esquizofrenia.

    Tampoco sé si me convence mucho la idea de grandes empresarios o gobernantes como sicópatas, debido a que los casos de sicopatía que veo muestran una capacidad reducida para el enfoque (al tener emociones tan mutadas, necesitan constante estímulo de un tipo u otro… de ahí que los de baja funcionalidad acaben en la cárcel, por su uso de drogas, violencia, etc., como estímulo), lo que dificultaría la consecución de metas a muy largo plazo. Personalmente, veo más casos de narcisismo claro entre la clase gobernante. Y considero que un narcisista maligno es mucho más peligroso que un sicópata, de entrada.

    Personalmente, tengo la teoría de que si alguien te parece encantador, muy buena persona, consigue algo que necesitaba de ti y de repente desaparece de tu vida, es posible que hayas tenido un pequeño encuentro con un sicópata (o con un narcisista, claro, pero ese tema lo dejamos para otro día). O tal vez, sí, se trata de tu jefe, a quien le importan tres pitos tus problemas personales: solo quiere que entregues ese informe para ayer y punto.

    Una explicación sobre qué es ser sicópata por Athena aquí: https://www.talkspace.com/blog/2017/07/i-am-a-psychopath/#more-6216 Ya ha salido en un montón de medios hablando del tema (hace poco en la radio de BBC2, por ejemplo).

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 12 diciembre, 2017 / 4:49 pm

      Me encanta tu comentario excepto por una única cuestión: Achacar la sociopatía a trauma. No niego que esa posibilidad exista, pero la sociopatía puede ser aprendida solo por las circunstancias del ambiente, que no tienen por qué ser traumáticas. En un ambiente en el que la manipulación del resto es una habilidad necesaria para sobrevivir y prosperar, es posible que surjan perfiles sociopáticos sin trauma.
      ¡Menudo comentario más interesante! Desconocía el tema de la estimulación en psicópatas (¿¿por qué eliminas la p?? con lo bonito que es el psi XD). También coincido contigo en lo de que el narcisismo también ocupa gran parte de los altos cargos, pero los psicópatas pueden o no ser narcisistas también (es posible que incluso haya un alto porcentaje de solapamiento).
      Me encantaría ver más psicopatía prosocial en la literatura, la verdad 😀

      Me gusta

      • Gabriella 12 diciembre, 2017 / 7:06 pm

        Estoy intentando quitarme la psi por la manía esta de la RAE de quitársela a las palabras bonitas… a ver si así me acostumbro. Pero solo porque a ti te gusta, ahora se la voy a poner, venga. En cualquier caso, ambas opciones son correctas (aunque la psi es más bonita, te doy la razón).

        ¡Gracias por el apunte sobre la sociopatía! Seguiré investigando, ya que tenía entendido que surgía de situaciones de trauma, abuso, abandono o similares. Claro que si estás en un ambiente donde la supervivencia te exija manipular constantemente a los que te rodean, no estás en un ambiente sano precisamente, supongo. O has viajado atrás en el tiempo y vives en la corte de Enrique VIII o algo así.

        Había oído lo del solapamiento de psicopatía con narcisismo, pero es algo a lo que le doy vueltas. Tengo la sospecha de que lo que se solapa es el diagnóstico, no tanto la “enfermedad” en sí.

        Me explico: si un psicópata tiene emociones muy limitadas y una empatía emocional nula, ¿qué necesidad tiene de validación ajena? La necesidad de “encajar” sería para el psicópata una cuestión de supervivencia, no necesita sentirse integrado en un grupo. Si no necesita aceptación por razones emocionales, ni una validación social, ¿cómo encajaría ahí el narcisismo? El narcisista se siente tremendamente afectado por la percepción ajena y esta marca cómo se ve a sí mismo; al psicópata le va a costar sentirse ofendido por lo que otros opinen de él, emocionalmente no está capacitado para ello. Juzgará si eso le importa desde una perspectiva práctica, no emocional.

        Tal vez el psicópata podría tener tendencias que solemos considerar narcisistas (al fin y al cabo, su seguridad en sí mismo probablemente sea grande), pero no veo cómo podría sufrir un trastorno narcisista de la personalidad, por ejemplo. Creo que hay síntomas del narcisista que coinciden con síntomas asociados a la sicopatía (manipulación, falta de consideración por emociones ajenas, etc.), y de ahí que a la hora de hacer un diagnóstico se pueda armar un lío complicadito.

        En fin: un tema fascinante, sin duda, y apenas araño la superficie. No te molesto más 😉

        Me gusta

      • GuilleJiCan 14 diciembre, 2017 / 11:50 am

        ¡Moléstame todo lo que quieras! Tus comentarios son la mar de interesantes.
        Respecto a lo de narcisismo/psicopatía es más bien un problema diagnóstico. Al fin y al cabo, un psicópata al no percibir a la gente como seres que están a su mismo nivel, tiene algunos síntomas de narcisismo, pero es muy distinto a un narcisismo no psicopático, en el cual la autoestima es frágil y necesita constante validación de que es superior. El narcisista necesita sentirse mejor que los demás, el psicópata por defecto siente que es mejor que los demás solo porque no los ve como humanos al mismo nivel. Los psicópatas tienen pocas probabilidades de sufrir trastorno narcisista, pero comparten síntomas por cómo es su trastorno.
        La sociopatía y el narcisismo ya sí que están más interconectados, pero es más bien por las tendencias manipulativas del narcisismo y por la tendencia de rebajar a los demás de la sociopatía. Al final, aunque puedan compartir síntomas, son problemas muy distintos y cuyo comportamiento es distinto en base al trastorno subyacente.

        Me gusta

  9. Yun 21 febrero, 2018 / 1:41 pm

    Me parece maravilloso este artículo. Con total sinceridad, siento como si lo hubiera escrito yo; plasmaste gran parte de las ideas, dudas y cavilaciones que he estado teniendo en los últimos años.

    Soy estudiante de psicología y la psicopatía siempre me pareció uno de los temas más interesantes con los que me podía topar. Ahora, cuanto más sé, más dudas tengo. La falta de estudios e investigaciones en psicópatas no delincuentes, que no estén en un alto cargo o que no se caractericen por generar relaciones abusivas y tóxicas me hace pensar en si realmente se ha estudiado todo lo que debe estudiar sobre les psicópatas.

    Tengo sed de las propias ideas de los psicópatas, de estudios que investiguen a psicópatas “buenos”, psicópatas que aparenten hacer “el bien” y así lo hagan, por la única razón de que eso es lo que consideran más beneficioso para ellos.

    No mentiré, tengo mis propias dudas sobre mi personalidad, y las respuestas de esa madre son exactas a lo que yo pienso ante la posible idea de tener mis propios hijos, adoptados o no.

    Realmente me pregunto si la psicopatía es tan “simple” como me parece cuando leo los estudios, si siempre es tan “negativa” y tóxica como la pintan, o si puede ser “positiva” e incluso vista como una gran capacidad de ayuda (al menos su fachada, no el trastorno en sí, que sé que las personas son reticentes a verlo como bueno).

    Para seguir con la metáfora (que me encanta), tengo una curiosidad increíble por saber si los psicópatas siempre son lobos/lobos vestidos de ovejas, o si pueden ser eficientes perros pastores que guíen y controlen al rebaño “para protegerlo” (por el simple hecho de que eso les da poder), pero que sepan mostrar el lobo que llevan dentro si alguna oveja les resulta molesta, o si otro animal viene a comerse a SUS ovejas, SUS juguetes.
    Y por “saber si pueden” quiero decir que creo fervientemente que pueden.

    Conclusión: Un artículo realmente interesante.

    Le gusta a 1 persona

    • GuilleJiCan 22 febrero, 2018 / 1:13 pm

      Poder pueden, claro. Siempre queda la posibilidad de que quede una relación tóxica de dominación en vez de liderazgo, pero siempre que se respete la individualidad de las personas no debería haber problema. No hay nada malo en que intenten protegerlos, pero no pueden pasar por encima de la libertad de cada persona de decidir por sí misma. No hay que imponer algo porque se crea que es lo mejor para todos. Se puede convencer y manipular, como mucho (manipular tampoco es algo malo per se, como verás en psicología), pero no imponer.

      Me gusta

    • Gabriella 22 febrero, 2018 / 1:25 pm

      Fíjate si es poco simple que hay hasta escalas de gradación según el tipo de tendencia psicópata y estudios que apuntan a que la psicopatía varía bastante según el entorno cultural (básicamente, según en qué país nazcas) y la educación recibida. Un tema alucinante.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s