12 maneras de encontrar la inspiración (y 5 consejos adicionales)

El artículo de hoy viene de la mano de Berto Gallego, que acaba de empezar en el mundo del blog literario y lo ha hecho pisando muy fuerte con su Narrativa Creativa, blog en el que estuve la semana pasada hablando sobre cómo conseguir que tus lectores diferencien a tus personajesAquí os lo dejo con un tema que no sé si volveréis a ver mucho por aquí (porque yo de esto no sé prácticamente ná): Cómo conseguir ideas e inspiración.

Soy Berto Gallego, responsable de Narrativa Creativa.  Antes de empezar quiero agradecer a Guillermo que me haya dado la oportunidad de escribir en Lecturonauta. Es un inmenso placer y una responsabilidad que he aceptado con mucha ilusión.

lecturonauta narrativa creativa inspiracion ideas

Nos queda la sensación de que las ideas llegan por arte de magia, de que la bombilla se enciende un día, sin más, y alumbra la historia que siempre habíamos querido contar. La realidad es que de la nada, nada sale; por lo que ese chispazo de genialidad siempre viene precedido de un proceso, consciente o inconsciente, que crea el escenario propicio para ello.

Pero cuando es consciente, siempre es mejor. Por eso he decidido escribir este artículo, para que aprendáis a identificar aquellos lugares de los que manan ideas. Cuando hayáis terminado de leer veréis el mundo con otros ojos, los de alguien que sabe que las buenas historias, como el aire, nos rodean aunque no podamos verlas a simple vista.

12 métodos probados para encontrar la inspiración

Antes de seguir es importante que seas consciente de una cosa. Las ideas solo son eso, ideas. Una que parezca mediocre puede derivar, si se trata adecuadamente, en una historia inolvidable. Una genial, por su lado, puede derivar en un mojón de dimensiones épicas en las manos equivocadas. Como el worldbulding, es importante, pero no debería obsesionarte.

 1) Busca las historias a tu alrededor

Empieza por aquí, por favor. Sé curioso, hasta un poco cotilla. Vive con el oído bien sintonizado y la vista enfocada: nos rodean millones de sonidos, olores y sabores; sucesos dramáticos y divertidos; vidas, es decir, historias que están deseando caer en las manos de alguien capaz de contarlas.

Si no eres una persona curiosa, si no sientes interés por el mundo que te rodea, intenta forzarte a ello. Pasa la tarde del domingo sentado en un parque o en una terraza y sencillamente observa lo que pasa a tu alrededor. Seguro que antes  o después tendrás una historia increíble que construir.

2) Lee

Una de las patas de la creación literaria es el conocimiento de la realidad, de nuestro mundo. Otra es tener un bagaje narrativo a nuestras espaldas. Lee novela, hazlo todos los días. Inconscientemente estarás llenando un pozo del que llegarán las ideas en el momento más inesperado.

lecturonauta narrativa creativa ideas inspiracion leer

3) Dale la vuelta a un clásico

En la misma línea que el punto dos, pero de manera mucho más directa. Toma la idea de un clásico de la literatura y dale la vuelta para crear una historia nueva, pero igualmente alucinante.

¿Un ejemplo? Personalmente me chifla Neil Gaiman. Pues bien, su novela El libro del cementerio hace exactamente eso con El libro de la selva. Gaiman reinventa la creación de Rudyard Kipling, y el resultado es una obra deliciosa, totalmente original, en la que la selva se convierte en un camposanto y los peludos amigos del joven protagonista, en espectros de siglos pasados.

4) Parte de la narrativa audiovisual

Por supuesto, es posible hacer exactamente lo mismo partiendo de la narrativa audiovisual. Arturo Pérez-Reverte afirma que la novela como tal tiene los días contados, y que el futuro es de las series de televisión y sus infinitas posibilidades. Él mismo, asegura, de tener 20 años menos estaría en una sala de guionistas y no escribiendo su próximo libro.

Sus palabras, con las que no concuerdo, solo son un apoyo para cimentar mi argumentación: la narrativa es narrativa en cualquiera de sus formatos, por lo que cualquier novelista en ciernes hará bien en tomar buena nota cada vez que se siente frente al televisor.

En este caso también se me ocurre un ejemplo muy claro. No sabemos si Suzanne Collins había visto Battle Royale antes de escribir Los juegos del hambre, pero resultan obvias las similitudes en la premisa inicial de ambas obras. La de Collins, sin embargo, introduce elementos que la diferencian de la película japonesa. De hecho, en mi opinión, el universo es más atractivo y la obra más redonda.

5) Sigue las noticias

Que la realidad supera a la ficción es muchas veces una verdad como un templo. Que se lo digan si no a Truman Capote, cuya obra más recordada, A sangre fría, es una novela de no ficción que narra la historia del asesinato de una familia de Kansas. El periodista decidió acudir al lugar de los hechos para documentarse tras leer la noticia en el periódico…

Otra novela de no ficción es una de las que más me ha impactado en los últimos años: El impostor, de Javier Cercas. En ella el autor extremeño relata la vida de Enric Marco, un octogenario que durante décadas se hizo pasar por superviviente de los campos de concentración nazis. El escándalo desatado tras destaparse su impostura, le animó a escribirla.

6) Parte de un “¿y si…?”

El “¿y si…?” es una fuente de creatividad inagotable. Se trata del famoso whatif, un fijo en este tipo de listados que consiste en especular con cualquier posibilidad.

Por ejemplo, en The Martian, la novela de Andy Weir recientemente adaptada al cine, la historia se desarrolla a partir de una pregunta de este estilo: ¿y si un hombre se quedase aislado en Marte?

lecturonauta narrativa creativa ideas inspiracion y si
¿Y si la bicicleta fuese el medio obligado de transporte para todo el mundo, por ejemplo?

7) Parte de un hecho histórico

La historia del ser humano es tan rica que la narrativa siempre se apoyará en ella, no solo para crear novela histórica, que es la aplicación más lógica de este apartado. Pero hay más.

Una interesante fuente de inspiración es unir este punto con el anterior, dando lugar a una ucronía. Es decir, partir de un suceso histórico y fabular con lo que habría pasado si los hechos hubiesen sucedido de manera diferente. Es lo que hace Philip K. Dick, que en El hombre en el castillo presenta un mundo dominado por las potencias del Eje, vencedoras en su mundo de la II Guerra Mundial.

8) Parte de un tema que te apasione

La pasión es clave para todo lo que hacemos en la vida. Si nuestra idea nace de algo que nos motiva, afrontaremos el reto con más ilusión. Además, cuando conocemos un área en profundidad es más fácil construir una historia alrededor de ella.

El ejemplo, en este caso, soy yo mismo. Una de mis grandes aficiones es el fútbol y mi primera novela se titula La muerte de Lionel Messi.

Su premisa inicial es la defunción en extrañas circunstancias del jugador argentino, y a partir de ahí se desata la historia: una novela negra que gira en torno a las cloacas del deporte, las mafias, los fondos de inversión y las apuestas deportivas; pero en las que el fútbol solo es una excusa, un telón de fondo.

9) Parte de ¿qué fue de…?

Todos tuvimos un amigo en la infancia con el que, por unas razones u otras, acabamos perdiendo el contacto. Un ejercicio interesante con el que generar buenas ideas para tu novela es imaginar que fue de su vida desde entonces. De nuevo, las posibilidades son tan amplias como lo sea tu imaginación…

10) Utiliza el diccionario

Este es un ejercicio sobre el que leí hace tiempo y que me ha dado muy buenos resultados. Se puede realizar en 15 minutos con la única ayuda de un diccionario. Selecciona una palabra al azar y dedica ese tiempo a tomar nota de todo lo que se te pase por la cabeza a partir de ella: cualquier cosa. Puede parecer una tontería, pero te aseguro que de ahí he recabado ideas muy útiles.

11) Inspírate en el arte

Un cuadro, una escultura, una canción o una fotografía (un recorrido por Flickr puede ser muy útil), pocas cosas en este mundo son tan inspiradoras como el arte. Si has paseado por el Museo del Prado o te has quedado embobado frente a la majestuosidad del David de Miguel Ángel, sabrás a lo que me refiero. Una oleada de sensaciones que bien canalizada puede derivar en una idea formidable.

lecturonauta narrativa creativa ideas inspiracion arte
Podrías incluir tortugas de arena tras verlas una escultura que te encontraste en tu vuelta por el paseo marítimo.

12) Viaja

Vive, acumula experiencias y conoce gente de otras culturas. Esa mochila de vivencias será el mejor lugar del que echar mano para la creación de historias y personajes.

5 consejos adicionales

Lo prometido es deuda, así que aquí os dejo estos cinco consejos adicionales, cosas que he aprendido con el tiempo sobre cómo encontrar la inspiración y la manera de tratar las ideas cuando llegan a nuestro cerebro.

Lleva siempre algo para tomar notas

Ten siempre a mano algo para tomar notas. Si sueles quedarte sin batería en el móvil, hazte con un pequeño bloc. Nunca sabes cuando la inspiración tocará a tu puerta, ni tampoco cuando se irá sin dejar rastro en tu memoria.

Eso sí: asegúrate de ser claro en la anotación. Más de una vez me he encontrado con tres palabras en indio que, semanas después de ser escritas, no me decían absolutamente nada. Desarrolla ligeramente la idea para que puedas comprenderla en cualquier momento.

No te preocupes por si tu idea ya se ha puesto en práctica o por si alguien te la puede copiar.

Lo decíamos al principio: partiendo de un mismo punto dos personas pueden crear dos productos absolutamente diferentes. Las ideas se tienen, pero las historias se construyen. Y te aseguro que la segunda es la parte más difícil (y la más importante).

Reutiliza las ideas, no las deseches.

Aunque en un momento determinado decidas no llevarla a cabo, nunca sabes si más adelante llegará su momento. Crea tu cajón de las ideas, sea digital o físico.

Además, cualquier obra narrativa se compone de muchas ideas entrelazadas: aunque hayas decidido que no crearás una historia en torno a ella, puede servir como complemento de otra que sí tenga esa suerte.

Haz ejercicio

Correr, nadar o incluso dar un largo paseo son fantásticas decisiones si queremos tener una idea brillante.  Nos relaja y pone nuestro cuerpo en disposición de desempeñar cualquier actividad de manera más eficiente.

lecturonauta narrativa creativa ideas inspiracion ejercicio

Que te apasione

Tu idea te tiene que apasionar. Si en cuanto surge no sientes una llama en el pecho, la necesidad imperiosa de dejarlo todo para empezar a plasmarla en el papel, probablemente no sea la adecuada. Que te coja por la pechera y te grite que la escribas.

¡Ya acabo! Pero me considero un chico educado y no me gusta entrar a casa ajena sin traer ni un detalle. Por eso vengo con un regalo para todos los fieles de Lecturonauta: la posibilidad de recibir contenidos como este, y un montón de beneficios más, de manera totalmente gratuita. Allí os espero.

Sin más me despido, espero que sea un hasta pronto. Os agradezco que compartáis el artículo si os ha resultado interesante, y por supuesto estaré encantado de responder a cualquier cosa en los comentarios.


Ilustración del título: Brainstorm, de Tony DiTerlizzi (propiedad de Wizards of the Coast)

Anuncios

2 thoughts on “12 maneras de encontrar la inspiración (y 5 consejos adicionales)

    • narrativacreativaweb2017 12 junio, 2017 / 11:18 am

      Me alegro que te haya sido útil.

      ¡Gracias a ti!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s