Alberto Juan Pessenda García y su regla de los 50% en su novela El principio del Origen

Hoy os traigo una colaboración. Alberto contactó conmigo para ver si podía reseñar su nueva obra, El principio del Origen, que acaba de salir ahora mismito en papel.

el principio del origen alberto juan pessenda garcia lecturonauta

Alberto nos va a contar su regla de los cuatro 50% para escribir una historia al cien por cien y venderla también al cien por cien (¡he hecho la matemática, sus cuatro 50% tienen sentido!), justo la que ha usado con esta novela. Sin más dilación, os dejo con su experiencia:


Hola, me llamo Alberto, nací en el siempre más lejano 1979, en Granada. Soy un enfermero enamorado, sobre todo, de mis hijos, mi familia, los viajes, las aventuras, la imaginación y los libros. En todas sus formas. Mi pasión es la fantasía y esta es mi primera novela. En ella encontrarás mi personal visión de la magia y de todos aquellos seres que con ella se relacionan; los conozco bien, pues hemos crecido juntos. Permíteme que te acompañe a descubrir los secretos que se esconden en el fantástico mundo de La Creación.

La regla de los 50%

Escribir un libro. Menuda idea, mucho tiene que ver mi amor por la lectura. Pero hacerlo en primera persona, durante muchísimo tiempo me pareció una tarea imposible. Quizá por eso me decidí a hacerlo ahora que tengo 38 años y he aprendido que cualquier camino se realiza paso a paso. Lo reconozco, no soy un tipo muy despierto si he necesitado tantos años para darme cuenta, pero lo importante es que empecé a andar y aquí estoy con el primer libro autopublicado. Con estas líneas os quiero contar mi experiencia desde que comencé, hasta este mismo día; no quiero pecar de prepotente; en este blog se encuentran consejos de personas mucho más aptas que el que escribe, mi intención es solo la de compartir mi experiencia. Tenéis que entender mi punto de partida, soy enfermero y lector apasionado; pero disto mucho de ser un entendido de letras. Siempre me he considerado poseedor de una buena imaginación, y con esa me armé para empezar mi viaje por las páginas en blanco. Como tiendo a irme por las ramas, intentaré presentar lo que he aprendido de forma esquemática, con la que yo llamo: LA REGLA DE LOS 50%.

Primer 50%: Escribir

Vale, es evidente, si quieres escribir un libro, la primera mitad del trabajo es: ¡escribirlo! Ya os dije que no soy lo que se dice un genio. En esta fase lo más importante es que te diviertas, muchos aconsejan crear una guía de la historia, lo que se llama escribir con mapa, es la forma más segura de no perderse. Yo así lo hice durante muchos años jugando a rol, hasta que descubrí que hacerlo sin mapa resultaba más divertido. Es lo que se llama escribir con brújula. Es peligroso pues no sabes demasiado a dónde te puede llevar la historia, y se pueden dar, sobre todo en la literatura fantástica, agujeros e incongruencias en la historia. Lo único que me proponía al crear el mundo de las Crónicas de la Sangre Oculta era que fuese creíble, no vale con la imaginación y la magia para explicar todo, si creas unas reglas en tu mundo, no te las puedes saltar. Así que escogí una vía intermedia. La historia principal existe de principio a fin, y las tramas secundarias las voy desarrollando según la necesidad del momento. Otra cosa fundamental en esta fase es fijar metas creíbles y respetarlas. Para mí: escribir entre 300 o 400 palabras al día, 4 o 5 días a la semana. Desde que soy adolescente aprendí a leer y caminar a la vez, pues bien, he aprendido a escribir y caminar. No os riais que es verdad. Escribo en mi tablet de 8 pulgadas, algo que desaconsejan todos. No bromeo, absolutamente todos. Pero a mí me funciona. Mi momento es cuando paseo a mi perro. ¡Ah! Y nunca, nunca, dejé de leer; primero porque me gusta, y segundo porque ayuda ver como hacen otros lo que uno quiere hacer.

Segundo 50%: Revisar

Bien, ya he terminado, estoy listo para que me aclamen, seguro que me llaman desde la RAE. Lo dije, tengo muy buena imaginación. Llegado al final de la obra, y tras comunicárselo a mis amigos y familiares, descubrí que aún falta la mitad del camino. Hay que revisar lo escrito. Primero porque estará mal, segundo porque habrá un montón de faltas ortográficas, sobre todo si escribís como yo. Tercero porque habrá un montón de incongruencias, y a diferencia de cuando juegas al rol, las incongruencias escritas te las cazan siempre. Todo eso hay que corregirlo. Hay muchísimas guías y consejos. Yo os diré que los seguí todos hasta volverme loco. Las tres cosas importantes para mí son: haceros con un grupo de amigos y familiares que lean tu libro y te critiquen como si fueras el peor enemigo, para lo que tendréis que animarlos y tragaros vuestro orgullo cuando lo hagan; revisar, releer, revisar, releer y así hasta que penséis que está listo para ser publicado, esto es muy doloroso, llegué a leerme mi libro hasta perder la cuenta de las veces, imagino que depende de las manías de cada cual; la tercera es encontrar un buen servicio de corrección ortotipográfica y de estilo, y contratarlo, previo informe de lectura. No es barato, pero sé que al acabar tu libro será mejor. Yo elegí a Autorquía.com. Vosotros diréis: ¿por qué revisar tanto el libro si voy a pagar por ese servicio? Yo también lo pensé, pero salió el orgullo personal y quise enviar el mejor boceto; sí, boceto; pues el mejor que era en grado de preparar.

Bien, terminado. A publicar, o mejor dicho: autopublicar, que parece como más fácil, yo me lo guiso, yo me lo como. Pues no, resulta que también hay un tercer 50%.

Tercer 50%: Portada, dibujos y maquetación

Madre mía, si no sé escribir, cómo voy a hacer una portada. Pues como siempre hay dos caminos. Pagando o, como se dice en mi casa, arremangándose las mangas. Para tanto no me llegaba el dinero y, otra vez, internet ofrece un montón de tutoriales para estas cosas. Yo soy super afortunado. De verdad. Tengo amigos que me hicieron el fantástico mapa y la portada del libro impreso. La del formato electrónico es mía. Para realizarla usé un programa de diseño gráfico, no soy un profesional, pero me defiendo. Estas tres cosas me llevaron varios meses, tampoco podía atosigar demasiado a mis amigos. Y cuando ya está hecho, descubro el maravilloso mundo de la maquetación. Para suicidarse. Al investigar casi me explota la cabeza. Un infierno. Mejor os cuento solo el final. Decidí que cualquier cosa que hiciese, la haría con Word. Cosa que también te desaconsejan casi todos; soy muy terco y me gusta llevar la contraria. Os diré que es posible si el libro no tiene imágenes, solo texto. Eso sí, tuve que aprender lo que son los estilos de Word, las líneas viudas y las huérfanas, cómo formatear las medidas de la página, cuántas líneas caben y cómo cambiar el espaciado de la fuente. Es un trabajo muy pesado, pero la diferencia se ve si quieres publicar un libro impreso.

Ahora sí, todo está listo para publicar. ¡Pulso enter y a vender! Pues tampoco, seguro que ya os lo imagináis, hay un cuarto 50%.

Cuarto 50%: Plataformas, ISBN, fiscalidad y publicidad

Si me lo dicen, no empiezo. Bendita ignorancia. Vale, no es para tanto, me gusta exagerar. Todos estos son argumentos que tuve que investigar y aprender; acabé eligiendo Amazon y Kobo como plataformas de venta de libros electrónicos, pues no requieren ISBN. Para el libro impreso: Createspace, que también usa Amazon más otros mercados de distribución y ofrece un ISBN gratuito. La publicidad requiere un capítulo aparte, pero claro, iban a ser demasiados 50%. Escribirse a grupos de lectura, aprender a usar Facebook y crear mi propia página web, algo que ya había hecho antes.

Todo esto requiere tiempo, por eso lo de los 50%, siempre parece que queda demasiado camino por recorrer: paciencia y mucha lectura, en internet o en libros guía, a vosotros la elección; pero sin desanimarse, poco a poco, se llega al momento culminante: tener tu propio libro en las manos.

Me gustaría hablaros de cómo mejorar las ventas, de cómo conseguir millones de lectores… bueno, cuando lo aprenda os lo contaré con mucho gusto. La verdad, el mejor consejo era el primero: un paso cada vez. Sin prisa, pero sin pausa, decía siempre mi padre, y es verdad, él era mucho más listo que yo.

El Principio del Origen es el primer volumen de una tetralogía, no es lo más conveniente para empezar, pero la historia es buena y extensa, demasiado como para estar incluida en un único volumen. En este libro presento el mundo de La Creación; presentar un mundo nuevo es un tema delicado, no se puede uno exceder con las descripciones y es mejor descubrirlo al mismo tiempo que los personajes. La Creación es un mundo donde se mezclan las características típicas de la literatura fantástica, con nuevas razas y mi visión personal de cómo han evolucionado los clichés aceptados por todos. Todo ello en medio a la magia, que existe en multitud de formas variadas y complejas. La trama principal es una aventura épica que gira alrededor de dos hermanos, mellizos, y sus amigos; se verán obligados a emprender una aventura en la que deberán demostrarse a ellos mismos que poseen la verdadera cualidad de los héroes, y descubrirán secretos ocultos que giran a su alrededor; secretos de una importancia insospechada. Las profecías pueden caer en el olvido, pero eso no implica que desaparezcan. Nos leemos.


el principio del origen alberto juan pessenda garcia lecturonauta

El Día de la Liberación cambió todo, las tradiciones y los sentimientos, el pasado y el futuro, modificando hasta la faz de la tierra. Muchísimos años han trascurrido desde entonces y el tiempo, que todo lo cura, ha cerrado las viejas heridas y borrado las cicatrices. Pero las profecías que cayeron en el olvido no han desaparecido; así, los hermanos de Robledo, junto a sus amigos, se verán envueltos en una aventura que jamás pidieron vivir, ignorantes de estar al centro de la atención de poderes mayores que, desde la oscuridad, se disputan el destino de La Creación. Un sujeto misterioso, el Titiritero, aparecerá en sus vidas cambiándolas para siempre. Hécate y Acacio se verán obligados a adaptarse para sobrevivir y proteger a sus seres más queridos o perecer en el intento.

Bienvenidos a La Creación, un mundo de fantasía plagado de seres mitológicos, donde lo viejo y lo nuevo se encuentran. En el que hombres, enanos, elfos, fáunidos, gigantes y orcos conviven, en ocasiones en paz y armonía, sin recordar las viejas rencillas que en la Era de las Razas ocasionaron tantas guerras y sufrimiento. Estad atentos pues para descubrir la magia y el coraje, todas las historias tienen un inicio y aquí se narra El Principio del Origen, Volumen I de Las Crónicas de la Sangre Oculta.

Puedes comprar El Principio del Origen aquí


 

Anuncios

5 respuestas a “Alberto Juan Pessenda García y su regla de los 50% en su novela El principio del Origen

  1. torpeyvago 6 noviembre, 2017 / 12:03 pm

    Como siempre, es interesante conocer las experiencias de primera mano. Gracias, Guillermo por acercárnoslo.
    Alberto, te deseo lo mejor con el libro. Tiene una pinta estupenda. Y enhorabuena por el lanzamiento.

    Me gusta

  2. Alberto Mrteh 23 noviembre, 2017 / 2:08 pm

    Me parece que tiene mucha gracia escribiendo. Le deseo la mejor de las suertes. ¿Cuál es su página web que menciona?
    Un abrazo.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.