¿Cómo escribir una novela? – 2.3 – Presentación y desencadenante del conflicto

Cómo escribir una novela lecturonauta 2.3 presentación y desencadenante del conflicto

Índice: ¿Cómo escribir una novela?

2.3 – Presentación y desencadenante del conflicto

Normalmente un cuarto del total de la obra (el primer cuarto) se suele utilizar para ese primer acto, lo que solemos llamar el Planteamiento de la obra. Hoy vamos a hablar de la parte final del planteamiento: La presentación del conflicto y el desencadenante, que es con lo que empieza la chicha narrativa.

El status quo

El status quo es el orden establecido. Es cómo son las cosas en el momento en que da comienzo la historia, lo que es normal. Dependiendo de la historia este status quo puede ser muy distinto. En una historia, el orden establecido puede ser que los grupos del instituto son cerrados y la gente se encasilla en una única cosa; mientras que en otra el orden establecido puede ser una sociedad con movilidad horizontal en la que la gente puede estar en más de un grupo a la vez sin problema.

Normalmente el status quo es cuando las cosas van “bien”. A veces van Bien, otras veces bien, y otras, solo “bien”.  El libro 1984 es un ejemplo de cuando las cosas van “bien”, con el gran hermano velando por todo el mundo y la gente sin ningún problema, ¿verdad? ¡¿No estarás pensando por tu cuenta?! Eso es mal.

Sin embargo, a veces las cosas no van bien, sino mal. Star Wars es un ejemplo, con el Imperio siendo mala gente y dando caza a la alianza rebelde y haciendo sus cosas de nazis espaciales. No importa mucho si las cosas van bien o mal, lo importante es dejar claro a quien lee que “Así es como van las cosas en este mundo, ciudad, casa, grupo, lo que sea”.

¿Y por qué es importante dejar claro cuál es el status quo? Porque por definición, las historias suelen ser una secuencia muy específica: Status quo -> Ruptura del status quo -> Nuevo status quo.

Y lo que hacemos con el planteamiento es preparar el status quo para inmediatamente después romperlo.

El conflicto y el desencadenante: La ruptura del status quo

La vida va bien en villa villosa. Sin embargo, pasa algo, que hace que la vida deje de ir bien en villa villosa. Ese algo es el desencadenante del conflicto, y el conflicto es que la vida ya no va bien (o que al prota de turno le han echado de la villa porque es ese algo).

El conflicto es el “de qué va la trama”. ¿Qué es lo que pasa? ¿Nuestra protagonista se ha quedado atrapada en una isla inhabitada? ¿El padre devoto ha demostrado que tiene vínculos con Satán y ahora la familia está patas arriba? El conflicto es literalmente el conflicto, es lo que choca con el status quo y le impide que las cosas sigan como están. Puede que sea porque hay un nuevo miembro en el equipo que parece que lo va a dividir. O porque el mundo se va a acabar y hay que evitarlo porque sin mundo a ver dónde vivimos.

El desencadenante, por su parte, sería el evento que da comienzo al conflicto (o que traslada ese conflicto ya existente a nuestro status quo). El desencadenante puede ser cualquier cosa, desde un aviso de deshaucio, hasta un te quiero, o la aparición de un espectro de la muerte.

Así que en el primer cuarto de la obra nos tenemos que preocupar de preparar la obra que se va a desarrollar, lo que incluye presentar el tono, los personajes, la ambientación, y sobre todo, el conflicto. El desencadenante de la trama suele llegar aproximadamente en el final del planteamiento, cuando nos acercamos al 25% de la obra, y nos hace una pregunta crucial para el disfrute de la historia:

¿Cuáles son las estacas?

No, espera. Esto tiene que estar mal.

Ah sí:

¿Qué es lo que está en juego?

“The stakes”, o lo que está en juego, es lo que aporta peso a la trama narrativa. Cuanto más grave sea lo que está en juego, normalmente más importancia y peso tendrán las acciones que hacen los personajes para evitar que suceda la cosa mala. En muchas historias de fantasía clásicas el destino del mundo está en juego (hasta tal punto que ya casi ni nos parece algo tan grave, de lo gastado que tenemos este recurso), pero puede haber otras cosas en juego, como una amistad, la estabilidad financiera, la autoestima… La escala del conflicto no tiene por qué ser grande para que ese conflicto tenga peso en una historia, todo depende de cómo se presente ese conflicto. El mundo en peligro es algo tan habitual que casi se pasa por encima sin darle más importancia aunque sea un conflicto que, fuera de contexto, sea algo más importante que si a una persona la van a despedir de su trabajo o no. Sin embargo, muchos de los conflictos personales bien tratados en una buena historia suelen ser más entretenidos y tensos que el clásico “el mundo está en peligro”.

Cuando empezamos podemos querer añadir tensión y drama haciendo que la escala del conflicto sea muy grande. Lo peor es que normalmente, el conflicto tiende a aumentar en escala a lo largo de la obra, así que si empiezas muy arriba, no se verá esa progresión. Es bueno empezar por algo pequeño y manejable, que luego se pueda ir de madre. ¿Le despedirán o no? Luego, podemos añadirle que su pareja quiera terminar la relación y que sus ahorros hayan desaparecido misteriosamente cuando toque aumentar la intensidad del conflicto.

Los conflictos son la parte vital de la historia. En realidad, los conflictos son la historia en sí. Es lo que pasa, lo que tienen que hacer los personajes, es la pregunta que nos tiene todavía pasando páginas del libro. Aunque es la parte que normalmente nos suele llegar lo primero de todo con la idea que germina la historia, hay que cuidarla y sopesarla con cuidado, porque esta es la historia que estamos contando.


Índice: ¿Cómo escribir una novela?

Anuncios

2 respuestas a “¿Cómo escribir una novela? – 2.3 – Presentación y desencadenante del conflicto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.