¡Tengo un Patreon! – Consultorio de psicología para escritores – Guille Jiménez

Estos últimos días me he estado preparando para este lanzamiento, y espero que os guste todo el contenido que os tengo preparado. ¡Estreno mi página de Patreon!

patreon muestra.PNG

¡Échale un ojo!become_a_patron_button@2x

Ahí podéis tirarme los dineros a manos llenas (tenéis toda la información disponible en la página), pero si quieres mirar primero una muestra de lo que te voy a ofrecer, ¡no te vayas muy lejos! Sigue leyendo.

Si visitas este blog a menudo, seguro que has encontrado algún artículo de psicología para escritores, y si te gustan pero querrías que hubiera más, estás de enhorabuena. El contenido principal y que subiré mensualmente al Patreon es un consultorio de psicología para escritores.

Consultorio de psicología para escritores.png

Y como quiero que os enganchéis, os voy a dejar las dos primeras preguntas del consultorio de este mes.

Noe pregunta: ¿Cómo luchar contra el hype? Las “ganas” de hacer algo se me pasan cuando aparece otro algo.

El hype, ese subidón de emoción por un nuevo proyecto, puede ser una muy buena motivación para escribir una historia. Pero claro, si en tu caso tu proyecto actual nace de ese hype, y aparece otro nuevo proyecto que acapara toda tu emoción, estás todo el rato empezando cosas nuevas que nunca acabas.

¿Qué hacer para solucionar esto? La verdad es que tienes varias opciones:

  1. Dejar de escribir cosas largas. Si escribes sobre todo relatos cortos, para cuando te salga un nuevo proyecto puedes haber terminado el anterior, o te puede quedar tan poco que aunque tengas pocas ganas te esfuerzas un poco y lo terminas.
  2. Prohíbete empezar nuevos proyectos hasta acabar el principal. Esta no es una opción fácil y requiere mucha fuerza de voluntad, pero al final escribir una novela es un compromiso a largo plazo, y en muchos casos escribirla es más bien una tarea tediosa. Hay gente con suerte que disfruta todas las partes del proceso, pero no todo el mundo es así. Si tienes problemas, puedes hacer que alguien te vigile y te reprenda (o incluso te quite el proyecto de las manos) para que sigas con lo que estás haciendo.
  3. Lo mejor de los dos mundos: Comprométete con un proyecto, pero desfógate de vez en cuando. La idea sería hacer una escritura compartimentada: Por un lado tienes tu proyecto principal, con el que te comprometes a terminar y con el que siempre estás. Le dedicas un ratito al día, por ejemplo, como si fuese un trabajo. Pero luego disfrutas de la escritura y desatas tu hype con el proyecto que te esté seduciendo en ese momento, sabiendo que solo estás satisfaciendo tu hype y que en cuanto te aparezca otra cosa brillante vas a volar para allá cual urraca. De ese modo puedes ser feliz escribiendo lo que te pide el cuerpo, y a la vez tienes un proyecto que va progresando poco a poco independiente de tu hype. Un truquito psicológico es escribir las cosas distintas en sitios distintos y de formas distintas. Por ejemplo, uno a mano y otro a ordenador, en habitaciones distintas, con ropas distintas o músicas distintas. Lo importante es que el cerebro sepa cuándo toca escribir el proyecto comprometido y cuándo es hora de desmelenarse.

Si quieres escribir cosas largas, al final tendrás que aprender a trabajar sin hype, e incluso sin ganas. Una novela suele ser una cosa bastante sufrida, porque está llena de partes que no son divertidas. Al final terminarlas suele ser más cuestión de cabezonería que de diversión, en muchas personas (y por eso hay tan pocas personas que hayan terminado de escribir una novela). El otro caso sería si pudieras mantener el hype por una única cosa y disfrutar de todo el proceso, pero la gente que puede hacer eso es muy afortunada (y me da envidia).

 

Jady: ¿Qué hago para no tener náuseas cuando leo lo que he escrito? ¿Cómo hago que me deje de dar vergüenza que me lean?

Tengo una mala noticia, y es que es posible que nunca dejes de horrorizarte por lo que has escrito. Sobre todo si estás en un proceso de constante mejora, con el tiempo notarás fallos que no veías en el momento que escribiste eso (también es posible que tu ojo crítico sea más bueno que tu capacidad creadora, y veas mal lo que acabes de escribir pero no sepas cómo hacerlo mejor). Ver fallos es una oportunidad de mejora, y si con el tiempo tu capacidad supera a tu ojo crítico, incluso sentirás que lo que has escrito es muy bueno. Probablemente luego tu ojo crítico se ponga al día y vuelvas a ver fallos. Al final el rechazo o aprecio a los textos suele ser algo relativo, la distancia entre tu capacidad de detectar fallos y tu habilidad creativa.

Quizás no sea posible quitarte esa sensación de que lo que has escrito es nauseabundo, pero sí que puedes cambiar cómo te tomas eso. Comprender que ver los errores del pasado es una parte natural de mejorar y crecer puede hacer que te lo tomes con un poco de humor. También entender que la primera versión de una historia no tiene por qué ser perfecta y que está bien cometer errores puede aliviar esa carga. Es posible que un primer borrador no sea perfecto, o incluso que esté mal, pero es que su función no es estar bien, es estar terminado. Recuerda eso y acepta que tu escritura esté mal: No tiene por qué estar bien. Para eso están las correcciones.

Ahora, la psicología dice que se puede cambiar la carga emocional de un estímulo, aunque esto puede ser un arma de doble filo. En teoría leyendo muchas veces lo que escribes (de manera habitual, mucho tiempo y demás) te acabas acostumbrando, pero por ese mismo proceso puede hacer que empieces a asociar el leerte con esa sensación de “todo mal”. También se puede cambiar la carga del estímulo asociándolo con algo agradable (leerte con una música de fondo que te encante, por ejemplo, o una recompensa de cualquier tipo), pero también podría resultar que en vez de hacer menos desagradable esa sensación, hagas más desagradable la recompensa.

También puede ser que esto provenga de problemas en la autoestima, muchas veces nos sentimos que somos menos porque nos comparamos con otras personas y eso daña nuestra autoestima, porque en muchos casos la comparación es injusta (nos comparamos con novelas terminadas y publicadas que han pasado por un proceso de corrección profesional). Quizás te ayude a poner tu propio texto en perspectiva el ver los primeros borradores de autores que consideres profesionales o que admires. A mí me ayudó mucho leer algunas de las horribles primeras novelas inéditas de Laura Gallego (que estaban disponibles en su foro, si no recuerdo mal). Al fin y al cabo, nadie nace sabiendo.

Si tuviera que elegir, yo trabajaría en mejorar mi escritura estudiando mis errores y corrigiéndolos, y buscaría formas de trabajar en mi autoestima (dejar de compararme, esforzarme en ver mis propios méritos y cosas buenas, etc). Una buena forma sería yendo al psicólogo.


¿Quieres leer más? El resto de preguntas son muy interesantes:

Taty: Si un personaje humano por razones X adquiere más tiempo de vida llegando a vivir más tiempo del estimado por un humano (por ejemplo 150 años), ¿cómo esto puede afectar a la gestión de los recuerdos? Teniendo en cuenta que mantiene la juventud y buena salud. ¿Olvidaría parte de su vida? ¿Padecería algo similar al Alzheimer?

Carmen: ¿Cómo funciona la amnesia y la pérdida de recuerdos por trauma?

Elena: ¿Cómo caracterizar a un personaje con trastorno de estrés postraumático a causa de años de maltrato físico y psicológico?

Erik: ¿Conocer el origen de un trauma te puede ayudar a afrontarlo?

Ru: ¿Cuál es el trabajo de los psicólogos en las cárceles?

¡Puedes leerlas todas en mi patreon, por menos de 1€ al mes! También puedes preguntar para que tu pregunta salga en el próximo consultorio. Además de todo el contenido exclusivo… ¿Por qué no le echas un ojo? ¡Hazte mi mecenas!

become_a_patron_button@2x

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.