La estructura narrativa como lugar físico – El viaje, la montaña

el viaje fisico estructura lecturonauta

La estructura es para mí una de las partes más infravaloradas y más interesantes de una obra literaria. Es increíble como la suma de las partes puede cambiar drásticamente cuando alteramos algo tan sencillo como el orden en el que las presentamos.

Por una parte, la estructura siempre existe de manera física en una obra. Sí. Ahora os suena críptico, pero seguid leyendo y ya veréis como sí.

Por otra parte, la estructura a veces es representada de manera física en la historia.

Sigue leyendo

Anuncios

Escalando la montaña: una estructura narrativa

escalando la montaña una estructura narrativa lecturonauta.PNG

Hay varios tipos de tramas básicas, que se pueden resumir con de 1 a 3 líneas que van de arriba abajo o viceversa. Una de ellas es, como a mí me gusta llamarla, Escalando la montaña. Es un planteamiento muy sencillo en 4 partes:

  1. La falda
  2. Escalada
  3. Caída
  4. Cima

Es una de las tramas más eficaces porque siendo muy simple lo tiene todo para una historia de tamaño medio: Presentación, nudo, punto de giro, y clímax.

Vamos a verlo de manera muy sencilla con la trama del videojuego Celeste, que va, literalmente, de cómo una mujer intenta escalar una montaña. Este juego tiene una trama dual, la parte de cómo escala la montaña, y el resto. En este artículo voy a hacer breves spoilers de cómo escala la montaña, pero me voy a dejar de lado toda la chicha narrativa que tiene el resto de la trama.

Porque al fin y al cabo, Celeste no va de cómo una chica escala una montaña. Así que habrá ligeros spoilers que no deberían arruinar vuestra experiencia si queréis jugar al juego (o ver el argumento. Aquí lo tenéis en inglés, y merece la pena las dos horas y media que requerirá de vuestro tiempo. Podéis pasar rápido las fases de plataformas para llegar a la chicha).

Pues hale, vamos a hablar de la estructura narrativa en Celeste.

Sigue leyendo

Toca hablar de EL WORBUUUU

No sé qué ha pasado este fin de semana pero me he enterado de que toca hablar del worbu. Sí, el worbu, ya sabes, el worldbuilding, la construcción de mundo, eso de que creas un mundo chachi para tu novela de fantasía o ciencia ficción con magia chula, inventos científicos impresionantes, tres soles que crean un mundo que yo que sé qué, esas cosas.

El worbu es un tema muy controvertido, o al menos lo ha sido este último año. Antes de las discusiones semanales de twitter, estas cosas tenían un ciclo de vida mucho más alargado; nos podíamos tirar años pensando que algo era genial y los tres años siguientes que buah, qué asco. Hoy estamos tirando mierda del worbu y a lo mejor la semana que viene al contrario, y luego en dos semanas estamos otra vez igual.

Mi opinión sobre el worldbuilding no ha cambiado en todo este tiempo, y tengo otro artículo por ahí sobre que está sobrevalorado, pero me gustaría elaborar un poco más porque que esté sobrevalorado no dice que sea bueno o malo, recomendable o desdeñable.

La primera en la frente:

Odio el worldbuilding.

Sigue leyendo

Cómo mantener la continuidad en la narración para lograr textos más fluidos

Lecturonauta continuidad textos fluidos

La narración es un arte y muchos de sus secretos son esquivos. Uno de los que se suelen pasar por alto es la continuidad en la narración, algo que la gente más metida en el mundillo entiende de manera intuitiva pero que creo que raras veces se ha puesto en palabras.

Es un hecho: a la gente le confunde el cambio de perspectiva y personaje en las narraciones. Cambiar el punto de vista en medio de un párrafo es el ejemplo más extremo y muchas veces se ha señalado (con bastante razón) como una de las cosas que nunca nunca debes hacer en tu historia. Pero se pueden hacer saltos pequeños y estos saltos los damos muy a menudo y entorpecen la lectura. Son momentos en los que rompemos la continuidad.

La clave de todo el meollo está en que el español es un idioma que permite omitir el sujeto en los verbos. Esto está guay, porque nos permite evitar las repeticiones de palabras. Por ejemplo, ahora acabo de omitir el sujeto de la oración. ¿Quién nos permite evitar las repeticiones de palabras? El español.

En este caso está muy claro a quién se refiere el verbo, cuál es el sujeto omitido. Pero si te digo “María y Julia son muy amigas. Ella lo sabe”. ¿Quién lo sabe? ¿María? ¿Julia? ¿Una tercera persona?

Muchas veces en la escritura omitiremos el sujeto para evitar repeticiones, pero al hacerlo corremos el riesgo de confundir a quien nos lee. Hoy vamos a hablar de los patrones de continuidad de la narración, o dicho de otra forma, quién es el sujeto “por defecto” de las oraciones con sujeto omiso según el tipo de narración.

Cada narración puede generar en quien nos lee un patrón de ritmo. Puede ser por la longitud de las frases, por la forma de narrar, por lo que está sucediendo, por las jerarquías de los personajes… lo indudable es que se crean ciertas expectativas y cuando se rompen esas expectativas entorpecemos la lectura.

Voy a llamar a estos patrones “Dinámicas”. Una dinámica es un patrón de ritmo narrativo que afecta a la forma en que procesamos la información.

Esto nos lleva a la Ley de la continuidad en la narración:

Sigue leyendo

Cómo escribir bien en 2 sencillos pasos

Si escribes, es probable que quieras escribir bien. Si eres de esa clase de gente a la que le importa tres pimientos si escribe bien o mal… ¿CÓMO LO HACES? En serio, qué envidia.

Para el resto de mortales, que buscamos mejorar en la vida (y por ende en la escritura), no hay caminos fáciles. Hay caminos sencillos o simples, pero nadie dijo que sean fáciles.

Uno de esos caminos es seguir dando el callo día a día. Tarde o temprano acabarás mejorando aunque sea por ciencia infusa. No hay consejo más simple que “escribe todos los días”, pero madre mía, quien se atreva a decir que eso es fácil… El camino que os voy a desvelar hoy es sencillo, pero no es en absoluto fácil. Por suerte no requiere de años, pero tampoco es un paseo por el parque.

Así que abre bien los ojos y prepárate.

El secreto para escribir bien, en dos sencillos pasos:

escribir bien en 2 sencillos pasos lecturonauta

Sigue leyendo

10 Errores típicos que se encuentran en las lecturas beta

Estos últimos días he estado haciendo un montón de lecturas beta (es una de las cosas que hago profesionalmente, al fin y al cabo) y hoy os voy a contar errores que he visto a lo largo de mucho tiempo haciendo lecturas beta, los cuales deberíais vigilar cuando hagáis vuestras propias lecturas cero a vuestros propios textos.

10 errores típicos que se encuentran en las lecturas beta:

Lecturonauta 10 errores lectura beta.jpg

1. Historias que no parecen tener claro adónde van (y se pierden por el camino)

Sigue leyendo

Escribiendo personajes con problemas psicológicos

Un gran artículo con las bases para escribir correctamente personajes con enfermedades mentales. El blog de Nahikari es muy interesante, ¡así que aprovechad para echarle un vistazo de paso!

Nahikari intenta hacerse leer

COnstrucción de personajes_

Después del par de entradas sobre cómo escribir personajes secundarios, os traigo más consejos sobre construcción de personajes. Como alguien que estudia psicología (3,5/4 psicóloga soy ya), que tiene sus propios problemas mentales y que le encanta tocar estos temas en sus relatos, solo era cuestión de tiempo que os trajese una entrada con consideraciones generales sobre cómo construir personajes con problemas psicológicos.

[O al menos cómo no hacerlo]

Ver la entrada original 1.379 palabras más

Alberto Juan Pessenda García y su regla de los 50% en su novela El principio del Origen

Hoy os traigo una colaboración. Alberto contactó conmigo para ver si podía reseñar su nueva obra, El principio del Origen, que acaba de salir ahora mismito en papel.

el principio del origen alberto juan pessenda garcia lecturonauta

Alberto nos va a contar su regla de los cuatro 50% para escribir una historia al cien por cien y venderla también al cien por cien (¡he hecho la matemática, sus cuatro 50% tienen sentido!), justo la que ha usado con esta novela. Sin más dilación, os dejo con su experiencia: Sigue leyendo

El pronombre neutro

Yo ya he puesto algunos artículos con pronombre neutro, y este post no ha hecho más que reafirmarme en esa opinión. Sé que a algunes de vosotres no os gusta en absoluto este pronombre… pero la forma de que se normalice es usándolo, y espero que se normalice porque las personas no binarias existen, y si a ti te molesta que usen contigo el género que no es, ¿cómo no les va a molestar a elles?

He tomado una decisión estas semanas, justo antes de retomar el blog después del verano. He decidido que voy a utilizar el género neutro y sus pronombres para referirme a vosotres, lectores de este blog y a cualquier grupo de personas o persona de la que desconozca el género.

En algunos artículos he utilizado el género masculino como genérico porque es el oficial, y en otras ocasiones he preferido referirme hacia vosotres usando el femenino como genérico, sobre todo para visibilizar a las escritoras. Llegó un momento que ya no sabía qué hacer con mi vida y con mis palabras así que he pensado que voy a empezar a utilizar el género neutro desde ya.

¿Por qué?

Para los que estéis un poco perdidos con el tema os contaré por qué es necesario que existan los pronombres neutros y cómo utilizarlos.

El pronombre neutro elle surge de la necesidad de…

Ver la entrada original 996 palabras más

¿Qué podemos aprender del anime El grimorio de Zero (Zero Kara Hajimeru Mahou no Sho) para la escritura?

El grimorio de Zero (Zero Kara Hajimeru Mahou no Sho) es un anime autoconclusivo de fantasía de 12 capítulos, producido por el estudio White Fox. Trata de cómo el mercenario, una bestia humanoide, acaba siendo contratado por Zero, una bruja que desea encontrar su grimorio robado, con el que la magia ha evolucionado en la última década. Es muy cortito y muy disfrutable, por lo que yo os lo recomiendo.

Pero, sin spoilers, ¿qué es lo que se puede aprender en este anime?

Grimorio Zero Lecturonauta.jpg

La futilidad de los nombres

Sigue leyendo