¿Cómo escribir una novela? – 2.6 – La tensión y el conflicto

Cómo escribir una novela lecturonauta 2.6 tension conflicto

Índice: ¿Cómo escribir una novela?

2.6 – Tensión y conflicto

La tensión y el conflicto no solo es algo que existe en la novela y ya está. Es algo que tiene niveles y progreso, y lo que es más importante: es algo que se espera que tenga un progreso muy concreto.

Es difícil definir la tensión y el conflicto. El conflicto principal de la historia vendría a ser la cosa que impide que la vida vaya con normalidad (lo que rompe el status quo, como vimos en el punto 2.3, el desencadenante). La tensión se puede sentir en la importancia de la situación y las consecuencias. Una escena en la que se juegan la vida los personajes tiene mucha tensión, mientras que una en la que toman chocolate caliente mientras charlan tranquilamente no tiene nada de tensión.

Por supuesto, depende mucho de qué clase de historia sea. En una película de acción están todo el rato jugándose la vida y la verdad es que no hay mucha tensión en una pelea ordinaria en la que se jueguen la vida (por lo general sabemos que no le pasará nada a los protagonistas), mientras que esa taza de chocolate puede ser un momento muy tenso ya que es cuando sabemos que alguien hará su confesión de amor.

La tensión y el conflicto tienen una secuencia muy característica: Calma -> Tensión/Conflicto -> Incremento -> Punto álgido -> Vuelta a la calma.

La trama seguirá más o menos ese esquema en relación al conflicto principal, pero la tensión es una bestia más compleja. La tensión crece y se resuelve más rápido que los conflictos, ya que puede darse ese ciclo completo en una misma escena. Vamos a desgranar la secuencia:

Sigue leyendo

¿Cómo escribir una novela? – 2.3 – Presentación y desencadenante del conflicto

Cómo escribir una novela lecturonauta 2.3 presentación y desencadenante del conflicto

Índice: ¿Cómo escribir una novela?

2.3 – Presentación y desencadenante del conflicto

Normalmente un cuarto del total de la obra (el primer cuarto) se suele utilizar para ese primer acto, lo que solemos llamar el Planteamiento de la obra. Hoy vamos a hablar de la parte final del planteamiento: La presentación del conflicto y el desencadenante, que es con lo que empieza la chicha narrativa.

El status quo

El status quo es el orden establecido. Es cómo son las cosas en el momento en que da comienzo la historia, lo que es normal. Dependiendo de la historia este status quo puede ser muy distinto. En una historia, el orden establecido puede ser que los grupos del instituto son cerrados y la gente se encasilla en una única cosa; mientras que en otra el orden establecido puede ser una sociedad con movilidad horizontal en la que la gente puede estar en más de un grupo a la vez sin problema.

Normalmente el status quo es cuando las cosas van “bien”. A veces van Bien, otras veces bien, y otras, solo “bien”.  El libro 1984 es un ejemplo de cuando las cosas van “bien”, con el gran hermano velando por todo el mundo y la gente sin ningún problema, ¿verdad? ¡¿No estarás pensando por tu cuenta?! Eso es mal. Sigue leyendo