Roleando personajes – Colaboración de Cuervo Fúnebre

Roleando personajes

Parece ser que cierto Lecturonauta de cuyo nombre no quiero acordarme ha invadido mi Cuervo y piensa que esto va a quedar así. ¡Ack! Os traigo mi venganza en forma de entrada, porque es lo que hacemos los sueltaletras, escribir. ¿Pues no se supone que Góngora y Quevedo se dedicaban a esto en lugar de partirse las narices en la plaza del pueblo?

Por si alguno de vosotros no sabe de qué está hablando este humilde córvido, vuestro viajero favorito dejó esta entrada en mi blog sobre algo de una pirámide y un tal Sanderson, él sabrá, pero tendréis que viajar hasta allí para verlo.

Cuervo

¿Empezamos?

Como podéis imaginar, os voy a hablar de juegos de rol tanto de tablero como consola/ordenador, pero primero vayamos a lo básico: ¿qué son?

Los juegos de rol nos permiten ponernos en la piel de héroes con diferentes orígenes desde medianas como Lidda a humanos capaces de usar la Fuerza como Galen Marek. Además, lo bello de esta clase de entretenimiento es que nos permite tener una sensación más o menos real de que somos capaces de influir en el mundo en base a las decisiones que tomamos. Es decir, nosotros somos los que estamos salvando la galaxia/mundo/ciudad de la mejor manera que sabemos. Si nos equivocamos, esos errores son nuestros y debemos cargar con ellos el resto de la partida. En estos casos la historia es sólo el hilo de oro que nos guía desde el inicio del laberinto narrativo hasta el final, pero nosotros escogemos cómo lo andamos. ¿Queremos caminar sin hacer ruido y sin molestar a los ogros y los goblins? Perfecto. ¿Queremos ser unos genocidas que odian a los seres verdes? Perfecto también.

Eso está muy bien, ¿pero qué tiene que ver con la creación de personajes?

Vale, no sé de quién es esa voz, pero no voy a preguntar si es alguien que Guillermo tiene encerrado en alguna parte de su blog. Preso o no, es una buena pregunta y estoy deseando contestarla.

Darth Kasdan

De la misma forma que esta clase de juegos nos permiten crear grandes historias y decidir el futuro de nuestros personajes, también nos permite (si estáis tan pirados como yo) crear el pasado de nuestros avatares/personajes. Es habitual que nos den un contexto histórico del personaje más o menos vago. Por ejemplo, mi personaje (uno de ellos realmente) en Star Wars: The Old Republic Online tiene como base que lleva entrenando para ser un Sith desde que era niño pequeño. Para cuando el juego comienza, él está a punto de realizar las pruebas para ser oficialmente nombrado Sith. Bien, no me hablan de un pasado, así que tuve que inventármelo: nacido en Rattatak, mediano de tres hermanos, aunque nunca conoció a su hermana pequeña pues el Imperio Sith lo raptó mucho antes de que ella naciera. Además, debido a su vida en el Lado Oscuro, es un condenado sádico que disfruta con la sangre y la muerte y no duda en sacrificar a todo aquel que no le sea útil o le falle.

Que sí, que sí. ¿A dónde quieres ir a parar con toda esta historia?

sapkows281009
Hmmm… ¿Y si el protagonista fuera un brujo mata kikimoras?

Cuando creamos un personaje siempre solemos partir de una idea básica, a saber, un brujo que va por el mundo matando seres fabulosos a cambio de dinero. Cuando tenemos la idea básica pasamos a los matices como la personalidad o la forma de encarar los conflictos. ¿Prefiere la negociación a la violencia? Una opción o la otra, tan simples a primera vista, pueden dar muchos matices, pues la predisposición a la violencia en la resolución de conflictos podría llegar a indicar que nuestro personaje es impulsivo, lo que condicionaría el futuro de su historia personal.

Una vez que tenemos esa personalidad construida, tenemos que ponernos con su pasado (aunque también se puede hacer a la inversa). Lo contemos o no en la novela y sólo lo mencionemos de refilón, es innegable que el pasado nos hace ser como somos y nos condiciona en la forma en que nos relacionamos con el mundo. Llegados a este punto debemos preguntarnos: ¿Por qué ha tenido que pasar para que responda de esa manera?

El pasado es una de las piedras angulares de todo personaje y debe estar trabajada lo más minuciosamente posible.

Dragonlance

Volviendo a los juegos de rol, estos nos aportan la idea básica de un personaje que nosotros podemos usar para perfilar a los nuestros añadiendo matices o modificando lo que no se ajusta a lo que buscamos. Creo que no es ningún secreto que la saga Dragonlance de Margaret Weiss y Tracy Hickman nació de D&D y que es bastante probable que los personajes que aparecen en las novelas nacieran de esas partidas también. Así que sí, el rol y la creación de personajes pueden ser grandes amantes.

 

Hablando de mi experiencia personal (y haciéndome autobombo, porque si no a qué viene uno a parasitar el blog de otro), para crear a Kräke, uno de los protagonistas de La vigilia del dragón, me inspiré en un personaje homónimo que tenía en Guild Wars 2, con el que comparte aspecto y ciertos puntos muy concretos de su pasado. Algo similar hice para configurar el aspecto de los peltunes, basados en los charr.

Siempre que evitemos el plagio, son una gran herramienta tanto para la creación de personajes como para el diseño del argumento de una novela.

 

La idea, a modo de resumen, es encontrar el juego de rol que nos proporcione el esqueleto sobre el que se sostengan los músculos que muevan a nuestro futuro personaje y la piel que lo haga real.

Además, también podemos retorcer personajes que ya conocemos como Gandalf o Harry Potter y usarlos como base para nuevos arquetipos. ¿Acaso no es eso lo que ha hecho J. J. Abrams con Darth Vader en El despertar de la Fuerza para crear a Kylo Ren? Dos personajes tan parecidos como diferentes.


Así que, lectores de este blog amigo, espero que os haya gustado esta entrada y si es así, os espero con las alas abiertas en mi blog: El vuelo del cuervo fúnebre, donde encontraréis reseñas, relatos, consejos para escritores y sistemas mágicos desgranados. Y, de vez en cuando, alguna sorpresilla.

 

 

 

 

Anuncios

6 thoughts on “Roleando personajes – Colaboración de Cuervo Fúnebre

  1. capirotada 17 agosto, 2016 / 5:28 pm

    Interesante propuesta, ¿Que opinan de hacer lo mismo, pero con el concepto? Es decir, existen RPG con con conceptos bárbaros (Xenogears) que te pueden inspirar a escribir una buena novela. Un abrazo.

    Me gusta

    • GuilleJiCan 17 agosto, 2016 / 6:23 pm

      Eso entra dentro de los peligros del robo de propiedad intelectual, si no me equivoco XD aunque siempre puedes inspirarte en los conceptos de un juego, por supuesto. Y seguro que más de uno lo ha hecho (mucha de la fantasía de los años ochenta viene de eso, de rolear partidas y mundos de juegos de rol)

      Le gusta a 1 persona

      • Cuervo Fúnebre 28 agosto, 2016 / 1:17 pm

        Como apuntaba, la saga Dragolance parece venir de las partidas de rol e incluso se rumoreaba que cierto mago era el personaje de Margaret Weis.

        Me gusta

      • GuilleJiCan 28 agosto, 2016 / 4:22 pm

        CIERTO MAGO DE CUYO NOMBRE NO QUIERO ACORDARME (pero se llamaba Raistlin).

        Me gusta

  2. mrcrepsley112 6 noviembre, 2016 / 12:20 am

    Una vez nombre a uno de mis personajes en Skyrim como el protagonista de mi novela y le di (más o menos) e mismo conjunto de habilidades y roleplay. Ha sido una experiencia interesante debido a la amplia variación de jugabilidad de Skyrim, algo que me permite meter casi cualquier personaje que se me ocurra… incluso si no es de un universo de fantasía medieval,aunque se tiene que forzar un poco el pacto ficcional.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s