Reseña – El muro de las tormentas, de Ken Liu – ¿La mejor novela fantástica de ciencia ficción?

muro de las tormentas ken liu lecturonauta

El muro de las tormentas es la segunda novela de La Dinastía del Diente de León, de Ken Liu. Y siendo una novela de fantasía épica, se las apaña para ser una de las mejores novelas de ciencia ficción que he leído.

Y es que Ken Liu ha conseguido asombrarme en aquellos apartados que usamos para definir a la ciencia ficción.

Pero antes de saltar a la parte de la ciencia ficción, vamos a hablar de la fantasía épica. Es la segunda parte, y el primer libro, “La Gracia de los reyes”, fue una historia que me gustó bastante. Una épica bélica que se me hizo un poco densa por las tremendas partes de explicaciones resumidas de lo que ha pasado en comparación con las escasas escenas en las que vemos cómo se desarrollan los acontecimientos de verdad; pero que estaba llena de ingenio tanto dentro de la historia como fuera de la misma. Las aeronaves de seda, los submarinos, las cometas de guerra, hacen que la historia merezca la etiqueta “Silkpunk” o Seda-punk; mientras que la historia de China bien entretejida en esta épica da un toque fresco para todas las personas que solo hayamos visto este tipo de épicas inspiradas en occidente.

Resultado de imagen de silkpunk
Tengo entendido de que este hombre es majísimo, y es que leyéndole solo puedo creérmelo. En los agradecimientos parece un cacho de pan puro e inocente. Ojalá conocerle. 

Los mayores problemas que tuve con La Gracia de los reyes se resolvió por completo en esta segunda entrega, en la que vemos como Ken Liu ha mejorado notablemente su narrativa, además de llenar la historia de escenas en las que vemos cómo la historia se hace, en vez de escuchar cómo se ha hecho. Incluso en esas escenas de resumen de lo que ha pasado, parece que su estilo es más fluido, las explicaciones complejas se ha vuelto más asequibles (lo cual es complicado, teniendo en cuenta el salto tecnológico de una novela a otra), y sus salpicaduras de poesía son mucho más manejables (es una pena que no podamos leer los originales, seguro que en chino o en inglés suenan genial, pero es lo que tiene la traducción de la poética).

También es más fácil seguir el ritmo a la enorme cantidad de personajes involucrados. Yo suelo tener mala memoria para los nombres (siempre leo Gin Matozi en vez de Gin Mazoti, o Thun Caracono en vez de Than Carucono… aunque claro, ¡Caracono! Je), pero entre que utiliza muchísimos personajes del libro anterior y los refresca en nuestra memoria con maestría y que presenta de manera maravillosa a los nuevos, hace que seguir quién es quien sea sencillísimo sin necesidad de genealogías ni apéndices (los cuales, creo recordar que incluye).

La fantasía está presente de nuevo en la figura de los dioses y de criaturas que desconocíamos en el primer libro, pero la propia novela sienta las bases de lo que quiere hacer con una frase que repite casi como un mantra: “El universo es cognoscible”. Sigue leyendo

Anuncios

Los 10 libros que más he disfrutado en 2017

A final de año siempre viene bien recogerse al calorcito de una manta y hacer repaso de lecturas. A mí me gusta mucho hacer tops con los libros que más disfruto cada año, desglosando un poco por qué me han gustado tanto. Recordad siempre que esta es una opinión personal, y que lo mucho que me ha gustado un libro no es un reflejo de la calidad que tiene como obra literaria, ni siquiera refleja la calidad que yo crea que tiene. Es, sencillamente, cuánto los he disfrutado. Y no creáis que hay tanta diferencia entre los puestos. Todos estos libros están muy por encima de la media de lo que he disfrutado leyendo este año, y me dejo algunos que, aunque no los haya disfrutado tanto, creo que son muy buenos (como Barro, de Alicia Pérez Gil).

También este año ha sido un año de reconocer la labor de las autoras para echar poco a poco el machismo que impera en el mundillo de la literatura de género. Aparte del LeoAutorasOctubre, ha habido mucho movimiento para visibilizar a muchas autoras que durante mucho tiempo han estado en la sombra de hombres que lo merecían mucho menos que ellas. Muchos de ellos tan maravillosos como La nave invisible, el premio Ripley de ciencia ficción, los dobletes de Cristina Jurado y Lola Robles en los premios Ignotus… y eso solo lo que tengo más reciente. ¡También tenemos ahora mismo el Esta Navidad Regala Autoras, así que aquí podréis echar un vistazo a libros chachis de mujeres chachis para regalar a la gente a la que quieres!

Así que este año me propuse leer más autoras aún (ya llevaba varios años teniendo un sano 50/50) y estos son los números. De 38 libros, estos son los datos sobre el género de sus autores:

Mujeres Hombres Hombres y mujeres Personas no binarias
21 libros 13 libros 3 libros 1

 

Sin más dilación, ¡empezamos con las menciones especiales! Sigue leyendo

5 Razones por las que el worldbuilding está sobrevalorado

El worldbuilding está sobrevalorado.

Con todas las letras: Sobrevalorado.

¿Sabéis ese valor que se le da al worldbuilding ahora mismo entre escritores y lectores? Pues el valor real del worldbuilding está por debajo de ese valor.

Si por alguna extraña razón a estas alturas no has oído nunca la palabra worldbuilding o construcción de mundo en este mundillo que es la escritura y lectura (especialmente de fantasía, ciencia ficción y terror), definición rápida: El worldbuilding es el proceso de construir un mundo imaginario relacionado con un universo ficticio. Dentro de una historia, se denomina worldbuilding a los elementos cuyo objetivo es presentar y o profundizar el mundo ficticio en el que se desarrolla la historia.

Últimamente (y con últimamente nos podemos referir a una o dos décadas) ha surgido la mala costumbre de poner el worldbuilding en un pedestal, convertirlo en uno de los pilares fundamentales de los tres géneros mencionados, especialmente de la fantasía, y obsesionarse de manera brutal con una serie de requisitos que parece que una obra tiene que cumplir sí o sí para ser buena.

Muchos fanáticos del worldbuilding también exigen que las reglas de ese mundo ficticio sean coherentes con las del nuestro, lo cual sencillamente no tiene ni pies ni cabeza: Si quiero que mis razas fantásticas surjan por lamarckismo en vez de por la evolución de Darwin, pues mira, nadie tiene derecho a decirme que mi mundo fantástico inventado está mal. El worldbuilding muchas veces se convierte en algo que más que favorecer la trama y los personajes, los perjudica. Está destruyendo vidas, ¡vidas, digo!

worldbuilding

 

1 – El worldbuilding no es imprescindible

Sigue leyendo