10 cosas que me habría gustado decirme cuando empecé a escribir

Todo el mundo es imbécil cuando es joven. Yo no voy a ser menos, y no va a ser menos en la escritura.

Si pudiese coger al Guille de 14 años, aparte de zarandearle un poco, me gustaría darle diez consejos ahora que ya he pasado 8 años escribiendo.

Airplane Shaking.gif
Diez cosas y ninguna buena. ¿¿¿POR QUÉ ERES ASÍ???

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo escribir bien en 2 sencillos pasos

Si escribes, es probable que quieras escribir bien. Si eres de esa clase de gente a la que le importa tres pimientos si escribe bien o mal… ¿CÓMO LO HACES? En serio, qué envidia.

Para el resto de mortales, que buscamos mejorar en la vida (y por ende en la escritura), no hay caminos fáciles. Hay caminos sencillos o simples, pero nadie dijo que sean fáciles.

Uno de esos caminos es seguir dando el callo día a día. Tarde o temprano acabarás mejorando aunque sea por ciencia infusa. No hay consejo más simple que “escribe todos los días”, pero madre mía, quien se atreva a decir que eso es fácil… El camino que os voy a desvelar hoy es sencillo, pero no es en absoluto fácil. Por suerte no requiere de años, pero tampoco es un paseo por el parque.

Así que abre bien los ojos y prepárate.

El secreto para escribir bien, en dos sencillos pasos:

escribir bien en 2 sencillos pasos lecturonauta

Sigue leyendo

Las 4 formas del sesgo de supervivencia que pueden matar tu carrera literaria – Psicología aplicada a la escritura

sesgo supervivencia lecturonauta titulo

Los seres humanos tenemos fallos porque somos humanos. Pero algunos errores no solo es que sean naturales, es que tenerlos implica que nuestro cerebro está funcionando bien, tal como debe.

Entre estos errores se encuentran los sesgos y los heurísticos.

Los sesgos son una especie concreta de errores a la hora de procesar la información, y los heurísticos son reglas simples de decisión. En ambos casos, estos errores tienen un propósito: Hacernos la vida más cómoda, fácil y soportable reduciendo el estrés de tener que decidir entre varias opciones parecidas o de recabar información fiable sobre algo.

Si bien estos errores son útiles, cuando nos interesa la verdad objetiva para mejorar y hacer las cosas bien son un incordio. Por ejemplo, hay un sesgo que, tras elegir entre dos opciones, nos hace ver solo las cosas buenas de nuestra opción y las malas de lo que no hemos elegido. Esto existe para que luego no nos sintamos mal por tomar una opción que, vista en perspectiva, era la peor de las posibles.

Si queremos mejorar, no podemos permitirnos estas tiritas que nos ponen los sesgos para no dañar nuestro ego, tenemos que conocer a estos enemigos: Sigue leyendo

Las 2 formas de clavar la personalidad de tus personajes

Voy a hacerte una pregunta que quizás nunca te hayas parado a pensar.

¿Qué es la personalidad?

Sí, claro que todos sabemos de manera más o menos abstracta lo que es la personalidad. Pero, ¿sabrías definirla? ¿Sabrías establecer los límites entre lo que es personalidad y no lo es?

¿Cómo vamos a escribir bien la personalidad de los personajes si ni siquiera sabemos bien que es la personalidad?

personalidad personajes 2 formas

“La personalidad es aquello que nos hace diferentes”. Sí, bueno, hasta cierto punto. ¿Tener los ojos oscuros o claros es entonces personalidad? No, claro que no. “La personalidad es lo que somos por dentro”. Bueno, entonces ser listo o ser tonto también sería personalidad, ¿no? Y hay muchas cosas en las que no nos pondríamos de acuerdo. ¿Cuánto se hereda de la personalidad? ¿La personalidad cambia o no cambia? Sigue leyendo

5 Razones por las que el worldbuilding está sobrevalorado

El worldbuilding está sobrevalorado.

Con todas las letras: Sobrevalorado.

¿Sabéis ese valor que se le da al worldbuilding ahora mismo entre escritores y lectores? Pues el valor real del worldbuilding está por debajo de ese valor.

Si por alguna extraña razón a estas alturas no has oído nunca la palabra worldbuilding o construcción de mundo en este mundillo que es la escritura y lectura (especialmente de fantasía, ciencia ficción y terror), definición rápida: El worldbuilding es el proceso de construir un mundo imaginario relacionado con un universo ficticio. Dentro de una historia, se denomina worldbuilding a los elementos cuyo objetivo es presentar y o profundizar el mundo ficticio en el que se desarrolla la historia.

Últimamente (y con últimamente nos podemos referir a una o dos décadas) ha surgido la mala costumbre de poner el worldbuilding en un pedestal, convertirlo en uno de los pilares fundamentales de los tres géneros mencionados, especialmente de la fantasía, y obsesionarse de manera brutal con una serie de requisitos que parece que una obra tiene que cumplir sí o sí para ser buena.

Muchos fanáticos del worldbuilding también exigen que las reglas de ese mundo ficticio sean coherentes con las del nuestro, lo cual sencillamente no tiene ni pies ni cabeza: Si quiero que mis razas fantásticas surjan por lamarckismo en vez de por la evolución de Darwin, pues mira, nadie tiene derecho a decirme que mi mundo fantástico inventado está mal. El worldbuilding muchas veces se convierte en algo que más que favorecer la trama y los personajes, los perjudica. Está destruyendo vidas, ¡vidas, digo!

worldbuilding

 

1 – El worldbuilding no es imprescindible

Sigue leyendo

Cómo escribir un protagonista antagónico

¿Qué es y cómo escribir un protagonista antagónico?

Como crear un protagonista antagonicoSi estás en este mundillo es casi seguro que sabes lo que es un protagonista y un antagonista, ¿pero qué quiere decir eso de protagonista antagónico? ¿En qué se diferencia del protagonista villano, o del antihéroe?

¿Es este un término que te has inventado para hacerte el chulo?

giphy.gif

Pues mira, lo cierto es que sí, pero es que yo soy muy mío. ¡No, no cierres la pestaña todavía, te aseguro que es un tipo de protagonista que no has visto a menudo!

Eso es, aparta el ratón de la esquina. Sigue scrolleando.

Es cierto que si buscas el término de protagonista antagónico, lo único que encuentras (si es que encuentras algo) es que así es como a veces se llama a veces a los villanos protagonistas (en un miniartículo de wikipedia que tiene menos validez incluso que esto, porque solo dice “a un villano protagonista se le denomina protagonista antagónico o antihéroe” y no dice quién ni por qué).

Como en todo buen intento de hacer avanzar la narratología (sí, al parecer esto existe como ciencia), primero hay que ver qué es lo que tenemos entre manos. ¿Qué es un protagonista y qué es un antagonista? Sigue leyendo

5 Presuposiciones que te harán escribir mal

Dar algunas cosas por sentado puede ser nuestro camino a la ruina, tanto como personas como a la hora de escribir. Hoy os voy a contar 5 cosas que a veces damos por hecho al escribir y que pueden arruinar nuestras historias.

5 Presuposiciones que te harán escribir mal

8411693

1: A los lectores les interesa lo que les estás contando

7795078-Young-woman-using-megaphone-to-communicate-to-uninterested-man-Stock-Photo
(Las fotos de Stock son geniales por lo absurdas que son y eso es indiscutible)

Sería lo normal, ¿no? Son personas que han escogido leer tu historia, que probablemente tengan una afinidad con lo que les quieras contar. Además, estás hablando del mundo tan chulo que has creado, ¿cómo no va a interesarle eso a la gente? Sigue leyendo

Por qué no me gusta el recurso de “El viaje” en las novelas fantásticas

El viaje es una de las convenciones narrativas más antiguas de la historia. Ya sea en el Quijote, o en Viaje al Oeste, o en cualquier novela fantástica de tres al cuarto, es fácil encontrar que la historia de la novela gira en torno al camino que hay entre el punto A y el punto B.

Y a ver, no nos confundamos, esto no es que sea malo por sí solo, pero a mí es algo que no me suele gustar demasiado, y te voy a decir exactamente por qué. Hoy no nos andamos con introducciones y entramos directamente al meollo de la cuestión.

1: Tener un “objetivo final” perjudica la progresión de la trama.

A ver, esto no es fácil de explicar y además suena contraintuitivo. ¿Por qué tener un objetivo final perjudicaría la progresión? Y más aún cuando cualquier paso que se da es un paso que nos acerca más al final. Si lo piensas, debería ser justo al contrario. Sigue leyendo

¿Cómo conseguir que se entienda lo que escribimos?

alcubierre-drive

Escribir es difícil, bien que lo sabemos todos. Si escribir para uno mismo o una misma ya es difícil de narices, no digamos ya cuando nos sometemos a las limitaciones propias de tener un público.

Cuando escribimos para nosotros mismos no importa mucho cómo escribamos, pues normalmente nosotros nos entendemos cuando escribimos. Sabemos lo que queremos decir (o al menos eso creemos, porque cuando releemos cosas de hace mucho tiempo estamos todo el rato pensando en quién era el idiota que ha escrito eso y qué se supone que hay que entender). Pero cuando escribimos para otras personas, para que nos lean, es vital que la otra persona entienda qué es lo que le estamos diciendo.

Por experiencia, hay tres claves necesarias para que las personas entiendan lo que estás diciendo. Esto vale de la misma manera para enseñar cómo funciona algo nuevo, cómo se mueven las personas en una batalla, o cómo desenredar un plan diabólico para que los lectores entiendan las repercusiones del mismo:

1. Partir de una base común

Esto es lo más importante y lo que más se suele ignorar. En la escritura es fácil dar por hecho que el lector tiene la misma base de conocimientos que tú, que ha vivido las mismas experiencias, y a la hora de escribir, nos saltamos la base porque suponemos que el lector puede ir a nuestro ritmo. Hay que tener en cuenta la gran cantidad de tipos de lectores que hay. A menos que te especialices en algo como ciencia ficción dura con física de partículas avanzada, si quieres que tu lector entienda lo que le dices, tendrás que partir de una base común, que suele ser el mínimo.

Sigue leyendo