¿Cómo escribir una novela? – 2.2 – Presentación de personajes

Cómo escribir una novela lecturonauta 2.2 presentacion de personajes.png

Índice: ¿Cómo escribir una novela?

2.2 Presentación de personajes

Los personajes tienen que entrar en escena en algún momento, pero solemos pasar por alto que la primera impresión es sin duda una de las más importantes, si no la que más. Presentar a los personajes es algo que va a tocar hacer en cada novela que escribamos, y será una de las cosas más importantes del comienzo de la misma.

¿Cuál es el objetivo de presentar a los personajes?

Sencillo: Dar a quien nos lee el conocimiento suficiente para manejar en su cabeza la idea de esos personajes. Esto puede ir desde sencillamente meterlos en escena para que quien nos lee sepa que esos personajes existen, hasta dar una idea más elaborada de la personalidad y el estilo de vida de ese personaje para que se pueda predecir su pensamiento y conducta.

Estableciendo al personaje

Establecemos la idea del personaje en la mente de quien nos lee. Con ello queremos que tenga el concepto de quién es ese personaje en lo relativo a la historia y su función. Esto lo podemos hacer de varias formas:

-Rápido y sencillo: Una descripción breve de lo necesario para entender a ese personaje. Puedes decir las cosas relevantes como información sin más (p.ej: “Avant era una caballera del reino, impasible y honorable”). Lo bueno de esto es que nos ventilamos la presentación en un pispás, lo malo es que a menos que sea un personaje fácil de manejar, es posible que quien nos lea se pierda o lo olvide pronto (sobre todo si no ve ejemplos de lo que le hemos contado).

-A través del tono: La forma en que el personaje desempeña sus funciones narrativas (por ejemplo, narrar, o ser protagonista) nos da pistas sobre cómo es ese personaje. Por ejemplo, por su forma de hablar o de comportarse, por cómo hace las cosas que requiere la trama de ese personaje, etc.

-A través del contenido: En vez de empezar directamente con la trama, haremos de la presentación del personaje la trama de ese fragmento de la historia. Esto se suele hacer con capítulos introductorios en los que vemos cómo es el personaje en su entorno habitual (lo que además sirve para establecer lo que es normal en una historia, el status quo, que veremos en siguientes apartados).

La primera de las formas (rápido y sencillo) es más funcional y normalmente se utiliza cuando no hay mucho tiempo, como en relatos cortos, o cuando el personaje no es demasiado importante (personajes secundarios o terciarios). Respecto a las dos otras formas, es fácil ver la presentación de los personajes como una definición que hacemos del personaje para que tenga sentido lo que hace después, pero para mí este es el enfoque incorrecto en la mayoría de casos (especialmente con personajes importantes).

Para presentar a un personaje mostrándolo, hay que recordar una clave:

No definas a un personaje para explicar sus actos. Explica a un personaje a través de los actos que le definen.

O puesto de otra forma, no nos cuentes cómo es para justificar lo que hace ese personaje. Que lo que haga ese personaje sea la justificación de cómo es.

Estableciendo al personaje como persona

Los personajes en muchos casos son personas (aunque no sean necesariamente seres humanos) y como tales, hay que establecer qué clase de persona son. No vamos a meternos en las profundidades de qué constituye a una persona porque se podrían escribir libros largos sobre ello, incluso simplificándolo, pero como a los seres humanos se nos suele dar bien eso de caracterizar a otras personas, vamos a tirar de ahí.

Piensa en alguna persona que conozcas. ¿Qué define a esa persona para ti? Algunas personas se definen por lo que son, otras por lo que hacen, por cómo se comportan, por con quién están, por las decisiones que toman, o por las cosas que han hecho o las cosas por las que han pasado.

Ahora hay que transmitir esto a la página. ¿Cómo quieres que quien lea recuerde a tal personaje? Teniendo en cuenta que los personajes deberían ser copos de nieve únicos, y que cada cual debería protagonizar su propia historia vital, ¿cómo es esa persona? ¿Qué facetas suyas vemos?

Siguiendo el ejemplo de Avant, hemos dicho que ella es una caballera, que es impasible, y que tiene en alta estima el honor. Esto nos da una ligera idea de cómo es como persona.

Estableciendo al personaje como agente de la trama

Sin embargo, no todos los personajes son copos de nieve. Algunos solo llegan a ser el camarero número 3.

Cada personaje tiene una función en la trama, y la cantidad de información que demos sobre ese personaje suele estar relacionada con la importancia de ese personaje. Un personaje protagonista puede tener todo el libro dedicado a cómo es, a caracterizarlo (es lo que hacen los libros que funcionan como estudio de personajes), mientras que un secundario puede ir tirando con una descripción tan simple como la de Avant.

Establecer la importancia narrativa de un personaje es algo bastante más obtuso, sobre todo porque en muchas historias modernas los roles narrativos de los personajes son algo que se suele mantener bastante en secreto o que se suele romper a favor de una narrativa más realista. Sin embargo, en otras historias de corte más clásico, normalmente sabemos desde el principio qué funciones cumplirán los personajes involucrados. Avant podría ser fácilmente la compañera de quien fuera nuestro personaje protagonista. Por el contrario, sería menos habitual que con esa descripción e introducción, la presentásemos como la antagonista principal de la historia.

En historias clásicas estos roles se reflejan a través del enfoque (¿cuánto tiempo e importancia dedicas a cada personaje?) y a través de las dinámicas de personajes (por ejemplo, el abusón siendo mala gente y otro chico riéndole las gracias enseguida les caracteriza como el “villano” y su “secuaz” en una historia juvenil). Aunque una manera fácil es mostrando qué hacen en relación a la trama (este personaje está guardando el elixir de la vida y por tanto será el protector de la reliquia, este otro pelea con nuestra protagonista todo el rato e intenta detenerla así que es el antagonista… etc).

Importante: Estamos estableciendo unas expectativas.

Esto no tiene que olvidársenos. Estamos en el planteamiento de una novela y estamos presentando al elenco que dará vida a la historia. El planteamiento es algo así como la preparación, así que estamos preparando a quien nos lee para que disfrute la historia como queremos que la disfrute. A través de cómo presentamos a los personajes, estamos estableciendo unas expectativas de cómo se desarrollará la historia o cómo actuarán los personajes. Y esta es la parte importante, porque una historia se compone de expectativas y si se cumplen o se rompen las mismas, por lo que hay que crearlas primero.

Arquetipos: Una representación mental que sea fácil de asimilar.

Se han escrito tantas historias con tantos personajes que al final es normal que acabemos categorizando a los que se parecen en arquetipos. Un arquetipo es una categoría global fácil de reconocer, y en los personajes, gracias al conocimiento colectivo que tenemos de esos arquetipos, nos permiten establecer las bases de un personaje de manera fácil y rápida.

Arquetipos como el caballero de brillante armadura, la heroína rebelde, amigo o amiga de la infancia, el mentor o mentora, el dragón (en sentido figurado) o el emperador del mal, los asesinos… son figuras sencillas con unas características que reconocemos enseguida. Si digo que Avant es una caballera honorable, enseguida tienes una idea global de cómo es, porque has visto cientos de personajes parecidos y tienes esa idea general, ese patrón al que se ajusta.

Los arquetipos son una herramienta más. Que algo sea fácil y rápido no implica que sea bueno o que sea malo necesariamente. Si decimos que el personaje terciario de esta escena era “El mayordomo” sin más, tenemos una idea general que nos basta y nos sobra para manejar las intervenciones de ese personaje en la historia. Pero si decimos que nuestro protagonista es El mayordomo, eso se nos queda flojo, pero es una buena base para empezar a presentar a nuestro personaje.

Y con esto llegamos a una pregunta muy importante:

¿Por qué debería importarnos?

Como lectores, ¿este personaje por qué debería importarnos?

A veces, la respuesta es que no debería. El camarero número 3 no es un personaje que tengamos que recordar. Pero la mayoría de las veces, presentamos personajes con la intención de que quien nos lee le preste atención. Dependiendo del caso, la respuesta a esta pregunta puede variar mucho. Hay veces que se juega con quien lee, haciendo que crea que ese personaje es importante mientras le distraemos de los verdaderos agentes narrativos; o viceversa, dando pinceladas cada vez más finas sobre un personaje que al principio se pasaba por alto, dando la impresión de que quizás debería prestarse más atención a ese personaje que de momento no ha hecho nada.

Sin embargo, cuando hablamos de por qué un personaje principal debería importarnos, nos referimos a qué es lo que nos conecta o nos hace empatizar. Por ejemplo, si nos presentan a un personaje invencible que vence todo de un puñetazo, ¿por qué debería importarnos? En ese caso concreto, la respuesta es que sus enemigos no son físicos, sino que son sus propios pesos, la abulia que le produce esa enorme superioridad y la falta de desafío.

En el caso de Avant, nos debe importar porque es la caballera que está persiguiendo a nuestra ladrona protagonista, que resulta ser una heroína rebelde. Avant es la antagonista y hará lo que sea (siempre que sea honorable) para meter a la heroína entre rejas.


¿Veis con qué poco podemos montar una historia? En el próximo apartado pondremos la historia en marcha. ¡Hasta la próxima!

Índice: ¿Cómo escribir una novela?

 


Psssst. Hasta el 1 de septiembre tienes Testosterona y Torres de Vinilo y Neón en pago social en Lektu. ¡No dejes pasar la oportunidad de llevártelos sin pagar un duro!

Anuncios

One response to “¿Cómo escribir una novela? – 2.2 – Presentación de personajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.