¿Cómo escribir una novela? – 1.4 – Planificación y Estructura: La escaleta

Cómo escribir una novela lecturonauta 1.4 la escaleta

Índice: ¿Cómo escribir una novela?

Una vez que tenemos pensada la trama, que sería lo que sucede cronológicamente en la historia, toca pensar cómo vamos a plasmar esa historia en el papel. Porque muchas veces, el orden cronológico y el orden en el que acabamos presentando esos hechos en la novela son distintos.

Esa es la mayor diferencia entre la trama y la estructura de una novela. Y la mejor forma de planificar la estructura de una novela es a través de una herramienta muy famosa llamada “la escaleta”.

Sobre la escaleta se ha escrito mucho y puedo enlazaros a La Maldición del Escritor con su entrada sobre las escaletas. 

Recomiendo que lo leáis primero para saber de qué estamos hablando.

Aquí os espero.

¿Ya? Bien.

L.M. Mateo me preguntó hace tiempo:

Respecto a la escaleta: ¿Detallista o generalista? ¿Qué pasa con el bloqueo a mitad de escaleta?

Y si habéis leído la entrada de La Maldición del Escritor ya sabéis que cada persona hace las escaletas de forma distinta. Sin embargo, cuando todavía no se sabe cuál es nuestra forma de trabajar y de usar escaletas, ¿qué tipo de escaletas están a nuestra disposición y cuáles son sus pros y sus contras?

L (pues hasta en su blog pide que la llamemos L) pregunta si la escaleta debe ser detallista o generalista. Esto es cuestión de preferencia personal, dependiendo de cómo trabajemos mejor y si somos de mapa o de brújula.

Mapa contra brújula

La discusión de escritores de mapa y escritores de brújula está ya bastante tratada en cualquier otra parte. Ambos son términos sobre formas de planificar una historia: Una persona escritora de mapa planifica la historia para tener clara la ruta que recorrer, mientras que una persona de brújula sabe la dirección general en la que va pero no tiene el recorrido claro, deambula siempre en esa dirección.

Por lo general, una persona de brújula no se lleva bien con la escaleta, hasta el punto de que a veces ni la hace. Sigue su instinto y punto, que salga como salga. Luego ya llegará la hora de corregir y reescribir y se arrepentirá un poco de seguir la brújula, pero en muchos casos puede compensar. Si sabes que eres una persona de brújula o no te gusta planificar, yo te recomendaría por lo menos llevar una escaleta más general, en la que resumas en una o dos frases lo que sucede en los capítulos, y sigas tu instinto.

Por lo general, no recomendaría a una persona que quiere dedicarse a escribir en serio que se saltase la escaleta o la descuidase. Pero hay algo que tenemos que dejar claro: La primera novela va a acabar más siendo un hobby que otra cosa. Sí, es un primer paso necesario para luego desarrollar una carrera literaria en el mundo de la novela, pero no puedes esperar que te salga algo de lo que vivir a la primera. Por lo general, la primera novela la acabamos dejando en el cajón porque al principio no sabíamos escribir bien, o la retomamos en el futuro para transformarla con nuestras habilidades actuales.

En cualquiera de los dos casos, no te plantees que la primera novela va a ser algo publicable. No intentes trabajar para conseguirlo, no al menos mientras la escribes. El objetivo es escribir tu primera novela, terminarla, y el resto de cosas ya llegarán.

Si quieres escribir en serio, tu primera novela no la puedes escribir demasiado en serio.

Es como intentar vender tu primer plato en un restaurante cuando estás aprendiendo a cocinar. Quizás esté bueno, no dudo que a veces se pueda hacer, pero no es lo que el cliente quiere. Primero aprendemos a andar antes de aprender a correr.

Y por eso, realmente no importa si haces o no escaleta en tu novela. Por lo general, es mucho más fácil escribir cuanto más detallada es una escaleta, ya que no nos perdemos, pero hay gente que no puede con las escaletas. Si eres una de esas personas, no tienes ni por qué hacer escaleta, aunque sé consciente de que en algún momento podrás perderte por no tenerla.

Ahora, una vez que has decidido hacer escaleta, ¿detallista o generalista? Por lo general, cuanta más información, más sencillo es escribir. Como dice el artículo de La Maldición del Escritor, hay gente (yo incluido) que incluso escribe algunos diálogos en la escaleta. Pero, ¿cuándo es demasiada información?

En una escena de una escaleta detallada, yo incluiría las funciones principales de la escena. “Mostrar cómo funciona el luminol. Poner pista nº2. Mostrar la pelea entre el abogado y la investigadora”. Después, pondría el desarrollo de la escena, de manera muy resumida. “Abogado entra en la casa. Se encuentra a la investigadora investigando. Investigadora le explica cómo funciona el luminol. Se muestra una mancha de sangre con forma de huella. Pelean porque no se ponen de acuerdo de si la huella es humana o no. Abogado sale de la casa preguntándose si su cliente le ha mentido sobre su especie”.

Para mí esto es una escena detallada bastante escueta, que me acabo de inventar al vuelo. Se puede hacer aún más detallada añadiendo pequeños detalles relevantes, como fragmentos de la conversación, sus reacciones y cómo se desarrolla su pelea, etc. Eso ya depende de las necesidades de cada uno.

¿Detallista o generalista? Depende de tus necesidades. A veces, con una generalista tienes suficiente. Cuando no, acudir a la detallista puede desatascar un punto crucial de tu historia.

Ahora, he dicho que la escaleta se diferencia de la trama en el orden cronológico. A veces, nuestras historias sucederán de manera cronológica, pero no siempre es así. Una vez que tengas el resumen de tu trama, queda estructurarlo de la mejor manera posible.

¿Y cuál es esa mejor manera posible? Pues mira, eso depende mucho del tipo de historia que estés contando. En las historias de aventuras, por lo general se sigue la estructura clásica que vimos en el anterior artículo, pero en otro tipo de historias como las de misterio, es indispensable desordenar las escenas para lograr que no se sepa desde el principio cómo el mayordomo acabó con su señor. Aquí no hay mucho que yo pueda hacer, pero haré lo que pueda.

Planificando la novela: La escena.

Uno de los mayores problemas que tengo con muchas historias es que la gente no sabe muy bien eso de dividir las historias en escenas. ¿Qué es una escena? Una escena es un trozo de historia que narra algo relevante para la misma, y nada más. La escena es el elemento mínimo narrativo. Con varias escenas haces un capítulo, con varios capítulos haces un arco, y con varios arcos haces una historia.

Para saber cuáles son las escenas de tu historia, tendrás que cortarla. Haz todos los cortes que puedas en tu resumen. En todos los lugares donde puedas meter un fundido a negro y hacer un salto temporal, haz un corte, hasta que ya no puedas cortar más porque la historia se empieza a hacer demasiado discontinua.

Una vez que ya tengas las escenas pensadas, a la hora de desarrollarlas en la escaleta piensa en cómo va a desarrollarse la escena. En qué orden entran los personajes, cómo interactúan, qué sucede, qué elementos nuevos introduces en esa escena y cómo, cuándo empieza la escena y cuándo termina.

Lo último sería ordenar las escenas para lograr los efectos deseados. Lo más sencillo es seguir un orden cronológico, pero a veces, para revelar información necesaria para el lector, se trastoca este orden a base de Flashbacks y Flashforwards. Es habitual que el prólogo nos muestre una escena que ocurrió en el pasado lejano o incluso en el futuro. También es frecuente que una obra empiece a la mitad de la trama cronológica (lo que se conoce como In media res) y nos vaya revelando el pasado a través de flashbacks. Son unas estructuras u otras, y cada una cumple un propósito específico para sus autores.

Por el contrario, la elipsis consiste en omitir escenas de la trama (ya sea para ocultarlas o para revelarlas más tarde). Ese evento que no se muestra tiene repercusiones que luego veremos en otras escenas, o puede dejarse para el clímax, como la revelación final.

Hablando del clímax, ¿recordáis la estructura en tres actos de la que hablamos en el anterior artículo? Cuando la trama y la estructura de la novela siguen un orden cronológico, normalmente la presentación, nudo y desenlace suceden en ese orden en la misma trama. Sin embargo, cuando la estructura desordena cronológicamente las escenas, es posible que la trama no encaje muy bien en esto de la presentación nudo y desenlace. Sin embargo, para eso está la estructura.

Cuando la estructura no es cronológica, aun así hay que tener en cuenta el orden en el que se leerá la obra. Esa estructura desordenada suele acabar siguiendo la estructura en tres actos. Al principio ponemos a lectores en situación, luego presentamos cómo se desarrollan los conflictos y por último los resolvemos.

¿Pero si está desordenado, cómo es posible que la resolución del conflicto suceda antes que el desarrollo del conflicto? ¿O cómo podemos presentar algo cuando empezamos in media res?

Como narradores hay que poner en situación a lectores al principio, ya sea porque le explicamos cómo funcionan las cosas o porque las hemos escrito de forma que se pueda deducir cómo funcionan, quién es esta gente y qué quieren, cuál es el problema, etc. Esto es independiente de en qué momento de la trama estemos.

El clímax es algo más complicado, ya que en nuestro universo se suelen seguir las leyes de continuidad y las causas preceden a los efectos. Pero cuando el clímax sucede en una escena temprana de la trama, lo importante suele ser la información que se revela. Esa pieza que faltaba del puzle, como quién es el asesino, o un trozo de información que hace que el resto de cosas tengan sentido, como en la película Memento.

O yo que sé, a veces estamos liándola con la continuidad espacio-tiempo. Aquí cada cual con sus cosas.

Venga, ya lo tienes todo. Ponte a escribir tu escaleta, escena a escena. Quiero que te quede todo tan claro que puedas escribir la novela escribiendo las escenas al azar, empezando por el capítulo 5 y pasando al 1 después del 2 y el 7.

Si quieres trabajo extra, busca algo sobre el Arma de Chejov y el Foreshadowing (que al final vienen a ser lo mismo).

Bonus Round:

“¿Y si esta no es mi primera novela, pero quiero escribir bien una desde cero? ¿Qué hago con la escaleta?”

Conviértete en escritore de mapa. Estructura bien tu historia con una escaleta detallada. Si has corregido o reescrito una vez, sabrás la importancia de tener los cabos atados y bien atados. El tiempo extra que dediques en tu escaleta es menos tiempo que pasarás corrigiendo o reescribiendo. Si notas una laguna luego cuando estés escribiendo, revisa la escaleta. Amplíala si te hace falta. Si quieres ser eficiente, la escaleta es tu herramienta principal. Tendrás que aprender a romperla cuando sea necesario, pero que esa ruptura sea la creación de otra nueva que la sustituya.

“¿Y si soy brújula?”

La idea de la escaleta es dejarse la improvisación antes de empezar a escribir. Escribir la historia antes de empezar a escribirla. Si eres brújula, tu primer borrador acaba siendo tu escaleta. Y es mucho más fácil detectar los fallos argumentales en la escaleta que en el primer borrador, ya no digamos corregirlos. Si tienes que eliminar unas cuantas escenas de la escaleta, apenas son palabras. Eliminar esas escenas ya escritas es el horror.

Si eres brújula y no quieres dejar de serlo, puedes resignarte a que tu primer borrador sea tu escaleta y dedicar mucho tiempo a la corrección o la reescritura. Si quieres dejar de ser brújula, mi sugerencia es que adoptes la escaleta y te fuerces a ser mapa. Al principio costará, pero con tiempo ahorrarás mucho esfuerzo perdido de otra forma en escenas que luego modificarás o eliminarás. Si solo quieres escribir una novela más, quizás este esfuerzo de convertirte en mapa no compense. Pero si tienes pensado escribir cinco, seis o veinte más después de esa, quizás la inversión y el esfuerzo merezcan mucho la pena.

“¿Y los escritores híbridos?”

Una mezcla de mapa y brújula. Con el tiempo hibridarás de manera natural según refines tu proceso en base a tu experiencia. Eso es algo que llega solo.

 

Índice: ¿Cómo escribir una novela?


Blablablá, Comprad mi libro Testosterona clicando aquí y todo eso.
Está chachi.

Testosterona Promocional Final.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.