Reseña: Neimhaim, de Aranzazu Serrano

neimhaim_baja_resolucion

Neimhaim, los hijos de la Nieve y la Tormenta, es la primera novela (autoconclusiva) de la saga Neimhaim. Escrita por Aranzazu Serrano, es una novela de fantasía épica ambientada en un mundo nórdico; y en España está publicado por la editorial Fantascy. Esta reseña no contiene spoilers.

Una profecía señala a los clanes Djendel y Kranyal que deben unirse en tiempos de adversidad. Juntos fundan un nuevo y próspero reino llamado Neimhaim, donde la hija de Gursti Bäradlig, líder de los Kranyal, y el hijo de Adroon, guía espiritual de los Djendel, se convertirán en los primeros reyes de una nueva dinastía legendaria.

Tras su nacimiento, Ailsa y Saghan deberán superar muchas y complicadas pruebas para cumplir la profecía; para ello se criarán en una península solitaria y salvaje, y aprenderán, bajo condiciones extremas, el arte de la espada y habilidades sobrenaturales conocidas como los ‘dones’. Entre ellos crecerá, de manera inexorable, un vínculo especial y potentísimo que será a la vez su mayor don y su mayor debilidad. Pero a pesar de sus esfuerzos y de las promesas divinas, el futuro de Neimhaim tiene un poderoso enemigo: Nordkinn, un inmortal caído en desgracia que tiene sus propios planes para los herederos y para todo el reino.

Neimhaim es una novela de fantasía épica nórdica, y cumple esas tres cosas a la perfección. Nos ofrece intensas batallas, poderes inimaginables, destinos que parecen ineludibles, y personajes intentando derrotar fuerzas más grandes que ellos mismos.

Dejemos las cosas sobre la mesa: Neimhaim es fantasía épica, y si hay un género de fantasía que no me gusta es la fantasía épica. 

No es solo que no me guste, es que sencillamente estoy en contra de muchos de los recursos de la fantasía épica. Que son los recursos que la hacen ser lo que es: El elegido, las fuerzas del mal, el gran malo, las profecías, los deus ex machina, el fin del mundo, los elfos y enanos por todas partes… Son recursos que me parecen mal utilizados (pues ninguna herramienta es buena o mala por sí misma) en la mayoría de las novelas de este género.

Pero Neimhaim me ha gustado. Me ha gustado mucho, porque utiliza bien la mitad de estos recursos que odio. Aunque eso no lo libre de usar la otra mitad a la manera clásica, esa manera que ya odio.

La novela superó mis expectativas. Ofrece un mundo original, bien construido, muy creíble y con unas reglas bien definidas. Los dos clanes funcionan como si fuesen dos personajes más, y la idea de los djendel me encanta, además de estar bien explorada y desarrollada (aunque claro, no al máximo, hay mucho hueco para las siguientes obras y para mí es uno de los mayores alicientes para leer el próximo). Me encantaron muchos de los personajes secundarios (Eyra, Vinka, Hoffdakulur, Gursti, y la familia Ulaet), y algunos de sus conflictos son tan buenos que la única pega que les pongo es que estén en segundo plano. Una de sus mayores ventajas es que es autoconclusiva. Y sobre todo, me encantó el final.

nordkinn_marcos-copia2-copia-e1435700994368-600x600El malo maloso: Nordkinn. Uno de los pocos villanos de la épica que haya leído que tiene un objetivo coherente y ejecuta su plan de manera impresionante. Dibujado por la propia autora, creo.

Pero ninguna novela es perfecta, y Neimhaim tiene para mí un problema: Es una buena novela de fantasía épica. Y esto para los que le guste el género pues será perfecto, pero para mí era algo en contra. La novela cumplía punto por punto todo lo que yo odiaba. Algunas cosas están hechas de la manera que a mí me gusta, pero otras no. Por ejemplo, no me gustaron del todo los protagonistas, pues para ser el foco de la novela, apenas tienen desarrollo de personaje. Son inmaculados y se ven arrastrados por el destino (lo cual es típico en la fantasía épica), cosa que a mí no me gusta en absoluto. Me gustan los personajes con sus virtudes y defectos, con conflictos, que sus acciones definan la trama, y no al revés. Tampoco me gusta el uso de Deus ex machina, aunque son solo un par y no afectan para nada el final.

Y habrá a quien le gusten las mareas de adjetivos antepuestos, pero al principio se me atragantaron un poco (menos mal que, o desaparecen rápido o te acostumbras rápido. No sé cuál de las dos).

Algunas cosas me resultaron extrañas. A partir de la mitad, la novela cambia completamente de ritmo. La trama de los dasarin empezó demasiado tarde, a mi parecer, y sentí que me la metían apresuradamente para terminarla antes de que se acabase la novela.

l-minas-neimhaim-sorteoIlustraciones de la novela, creadas por la autora. Un extra de la novela es que si te la firma, además te pone el sello de lacre y eso mola que te pasas. Mis respetos a Aranzazu por ser tan guay. 

 

A pesar de todo esto, Neimhaim es el tipo de fantasía épica que sí me gusta leer. Si algo me concilia con el género, es esta novela. Si no sabéis si dar el salto al género, es perfecta para mojarte los pies, ya que puedes leerla de forma independiente. Además, de manera objetiva, opino que es una gran novela de fantasía épica que encantará a los verdaderos fanáticos del género.

Recomendada a todos los lectores de fantasía épica que busquen algo más suave, o a todos los lectores de fantasía que busquen algo más fuerte. Neimhaim combina lo mejor de los dos mundos.

Nota final: 8 sobre 10

¿Ya has leído Neimhaim? ¿Por qué no me cuentas qué te ha parecido en los comentarios?

Anuncios

3 thoughts on “Reseña: Neimhaim, de Aranzazu Serrano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s